En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Tres meses de prisión preventiva acusado de extorsionar con vídeos intimos

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Presionado por sus imágenes en Facebook, un médico acudió ante el Ministerio Público. Para entonces había enviado a Perú 15 mil dólares a Fernando Espinal, representante de unos estafadores que le extorsionaban con las imágenes del momento en que sostenía relaciones sexuales en un motel de esta capital.

No era el único. Una reina de belleza, un ciudadano común, y según la policía, cientos de parejas, figuraban entre las víctimas de una trama que implica un vehiculo oficial, chantaje, extorsión, audacia técnica y documentos oficiales.

Pero no era todo, El informe indaga en la parte desconocida de esta historia. Aquella que nos sitúa ante un intento de secuestro no investigado, unos vínculos con organismos oficiales y un sospechoso que se ha salido con las suyas desde el 2004.

El magistrado José Alejandro Vargas dictó tres meses de prisión contra Carela Castro, quien deberá cumplir la medida cautelar en Najayo.

Marino Enrique Vilorio y José Banney García, también involucrados en el caso de los videos íntimos, se les dictó medidas de coerción, correspondiente a seis meses de prisión para el primero y visita periódica al tribunal para el segundo. Se espera que esta misma semana la Fiscalía de Santiago ofrezca al país los detalles del intento de asesinato del abogado Jordi Veras.

A esta cabaña entraron varias parejas que, sin advertirlo, fueron grabadas.

El lugar tiene muchos espacios que permiten el camuflaje. Una empresa en particular decidió convertir este rincón en un negocio, lo que se trata de una violación flagrante a lo que es la intimidad, el fiscal Dante Castillo está ahora al frente de una investigación criminal.

Como autor principal las autoridades identifican a Francisco Alberto Carela Castro.

Conocido en las lides judiciales por denuncias de robo de cheques, intento de secuestro y usurpación de cargos públicos su caso rebotó en España.

El español Salvador Morella Badillo, para el momento cónsul honorífico de la República Dominicana en España, sostiene que sufrió un intento de secuestro frustrado por la presencia del oficial amigo, Francisco Veras Santos.

Conforme a la versión de Morella Badillo, que habló para El Informe desde su residencia en España, su denuncia de intento de secuestro no prosperó en el 2004.

No es el único delito atribuido a Carela Castro desde el 2004. En agosto de 2009 Carela Castro intentó estafar al Senado de la República con unos cheques que serían pagados a empresas suplidoras de útiles escolares que los senadores repartieron en sus respectivas provincias.

Ha habido una confusión este señor nunca ha tenido ningún tipo de transacción con el Senado de la República. El año pasado en la compra de unos materiales educativos, haciendose pasar con un poder como que no tenía derecho a retirar dinero por ese concepto.

Reynaldo Pared Pérez es presidente del Senado. Conforme a este diario, para entonces pidió al DNI encargarse de las pesquisas. No obstante, todo quedo en nada.

El ahora imputado por el caso de los moteles retiró seis cheques ascendentes a unos siete millones de pesos del senado y posteriormente los canjeó en una casa de cambio.

Pero fueron los videos íntimos los que cambiaron la suerte de Carela Castro cuando las denuncias comenzaron a llegar a la Fiscalía del Distrito.

El informe obtuvo información que para entonces la Fiscalía de Santiago investigaba esta agencia por la tentativa de asesinato del abogado Jordi Veras.

A esta agencia perteneció Engels Carela Castro, actualmente en prisión por la tentativa de asesinato de Miguelina Llaverias,

Se trata de la agencia de detectives denominada Facsaint Detectives S.A. y/o Seguridad VIP Security Group, ubicada en la calle Presidente Vásquez número 289 en Alma Rosa, Santo Domingo Este.

Allí, dicen las autoridades, encontraron 73 evidencias que comprometen a su dueño en el chantaje, once cápsulas y un cargador de fusil.

José Evangelista es abogado del cónsul español que identificó a Carela Castro como una de las dos personas que en el 2004 intentó secuestrarle.

La investigación de entonces de Carela Castro y su acompañante es reveladora

Según el expediente Carela Castro vestía una camisa blanca, un pantalón azul y una placa, como la de los inspectores de migración. Su acompañante era un cabo activo de la Policía Nacional, César Augusto Valdez Manzueta, que acudió al Hotel Lina, donde se pretendió el secuestro, con su uniforme de policía.

Pero en el camino, Carela Castro y el cabo policial Valdez Manzueta desaparecen sin dejar rastros.

El informe obtuvo copia del interrogatorio practicado al cabo Valdez Manzueta. En él este asegura que durante un año trabajó para la agencia de Carela Castro.

El policía declaró que hacía “ciertos servicios de vigilancia y además supervisaba al personal que se encontraba de servicio en las distintas vigilancias de la empresa.”
Valdez Manzueta aseguró entonces que Carela Castro le preguntó si conocía a alguien en el palacio policial que se atreviera a mantener a una persona detenida por dos o tres días. Por el servicio el hoy imputado pagaría 300 mil pesos.

En su declaración a las autoridades de entonces, Carela Castro, quien fue raso y cadete de la policía y, según sus palabras, fue dado de baja por su propia solicitud, dijo que en ese momento era jefe de seguridad de la empresa española Ros Roca y que a solicitud de ellos investigaba a Morella Badillo.

El cónsul honorífico había sido empleado de dicha empresa y tenía que comparecer como testigo en un juicio en su contra.

Aseguró además que por órdenes del presidente de Ros Roca, tenía el objetivo de apresar a Morella Badillo para ocuparle su Computadora y así buscar pruebas de supuestas irregularidades.

cuando continua la investigación el coronel Jiménez apresa al cabo que participó y el cabo le confiesa al coronel en un interrogatorio que está plasmado que efectivamente el señor Carela Castro estaba pagando la suma de 400 mil pesos por retenerlo dos o tres días preso.

El detective afirmó que su única participación en el intento de secuestro fue mandarle una vigilancia e informar al DNI sobre las presuntas operaciones ilícitas, dando a entender que colaboraba con ese organismo.

Carela Castro, también manifestó que llegó a ser empleado de Ros Roca por recomendación del consultor jurídico del poder ejecutivo de entonces, Guido Gómez Mazara. Consultado por la vía telefónica, Gómez Mazara negó categóricamente conocerle.

El caso de intento de secuestro fue archivado y Carela Castro fue despachado.

A parte de la indiferencia del Ministerio Público, los representantes del español narran que recibían constantes presiones.

El pasado lunes, el cónsul español se querelló nuevamente contra Carela por ante la Oficina de Casos Mayores de la Fiscalía.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *