En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

“Dios nos creó Uno”

“Dios nos creó Uno”
Ray Ortega

Un cordial saludo a todos mis queridos lectores.

Hoy quiero expresarles mi humilde opinión, y no quiero que nadie vaya a disgustarse por lo que digo. Respeto la opinión de todos, pero al igual que respeto la opinión de todos exijo respeto para la mía.

Nosotros nacimos de un mismo padre Dios, unos más prietos, otros más blancos pero todos debemos ser tratados con dignidad, me da mucho coraje cuando veo personas que son católicos prácticos, que van a misa los Domingos, expresarse así de los Haitianos, ellos son hijos de Dios y merecen ser medidos con la misma vara que yo soy medido. Soy católico y a mucha honra que lo digo. Igualmente cuando veo Bautistas, Episcopales, Adventistas, y de otras muchas religiones expresarse así, me pregunto: ¿No son hijos de Dios los Haitianos también? Y después van a sus servicios religiosos para limpiarse el alma.

Sí, estoy de acuerdo, que los que tienen sus papeles en orden los dejen trabajar, y ganarse sus cheles para mantener a si familia en Haití.

Lo que no estoy de acuerdo y eso lo condeno son los que pasan la frontera, claro que no, pero en mi país hay un refrán que dice: “Que por plata baila el perro, y por oro perra y perro” No importa cuántos soldados mandemos a la frontera, no importa los drones que enviamos, no importa los Jeeps que enviamos, ni las armas sofisticadas, mientras muchos de nuestros ofíciales sin conciencia, continúen vendiéndose por cheles, y mientras muchos soldados sin conciencia, hagan lo mismo tendremos las mismas consecuencias.

Entonces: ¿Quién tiene la culpa? No son ellos, sino nosotros mismos que los dejamos pasar por cheles la frontera.

Es igual que los Partidos Políticos, y les digo a ellos, no son hijos de Dios. Que conste no soy político, pues solo soy un turista más que vive en este bello país, mi residencia no permite que yo vote, además soy extranjero, por eso no puedo pertenecer a ningún partido político, ahora la injusticia si me quilla, y soy parte de la solución o soy parte del problema. No digo que la solución sea dejarlos entrar por la frontera como Pedro por su casa, no eso no. Lo que digo es que sean tratados como hijos de Dios, y que se castiguen fuertemente a los que cobran dinero por pasarlos a los que son ilegales, sea quien sea.

Así terminaremos con el trato inhumano de Haitianos. Ojala que este pueblo Dominicano no tenga que correr la misma suerte de exilarse por hambre o por una opresión comunista como es el caso mío.

Ojala que nunca caigamos en hablar de los Haitianos nosotros, que sea Dios el que juzgue.

Los hay buenos y malos como todos, de todo hay en la viña del Señor, los malos que los deporten, pero la mayoría que son buenos que los dejen trabajar. Si todos los Haitianos que tienen sus papeles el orden son deportados, la construcción aquí se paraliza, lo mismo que la cosecha de víveres, pues son ellos los que trabajan en esa área, si la cosecha de víveres se paraliza, no sé qué vamos a comer, sobre todo la gente pobre como yo.

Hay Cubanos buenos y malos, hay Dominicanos buenos y malos, hay Chinos buenos y malos, en todas las razas hay buenos y malos, o vamos a decir que todos los Colombianos son narco traficantes o todos los Venezolanos, los hay que los son, pero no me ligo con ellos, y dejo a Dios que los Juzgue.

Mis hermanos hay trabajo para todos. No se dejen engañar, el que quiere trabajar trabaja, y el que quiere vivir del cuento, matando y atracando a los demás, vive así.

No hablemos de ninguna raza, pues en todas hay buenos y malos, mirémonos nosotros interiormente y después que nos veamos interiormente como somos, y si amamos a Dios sobre todas las cosas, entonces podemos criticar.

Hasta la próxima y muchas bendiciones para todos.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Comentarios

Todos somos iguales, no importa la raza de donde procedemos. Los Chinos, los Haitianos, los Españoles y los Dominicanos todos somos hijos de Dios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *