x

Diputado panameño confiesa deshonestidad para ganar su escaño

El diputado indicó que casi siempre que la gente se refiere a la corrupción dicen y acusan "tú eres corrupto, ustedes son corruptos", pero se excluyen.

Imagen sin descripción

PANAMÁ.- Gabriel Soto, diputado del gobernante Partido Panameñista (PPa), admitió hoy que engañó a sus electores con promesas que no ha cumplido para ganar un escaño en la Asamblea Nacional (AN-Parlamento), y culpó de ello al «sistema» político.

«Hablando de corrupción, voy a hablar de mí. Señores, el sistema obliga a un individuo que quiere ser diputado, y particularmente yo, a salir a buscar los votos y comprometerse, y tal vez prometer cosas que uno sabe que a la postre no lo va a poder cumplir», dijo Soto ante el pleno legislativo.

El diputado indicó que casi siempre que la gente se refiere a la corrupción dicen y acusan «tú eres corrupto, ustedes son corruptos», pero se excluyen.

El parlamentario agregó en ese sentido que después de estar tres años y medio en la Asamblea tiene «que concluir que probablemente yo no llegué a esta cámara con la honestidad debida».

«Porque yo tuve que engañar tal vez a muchas personas para lograr ese voto, pero es el sistema, es el sistema y te lo está diciendo una persona que ha perdido y ganado elecciones, el sistema te obliga a conseguir los votos cueste lo que cueste, sea como sea», remarcó el diputado.

La polémica e inédita confesión del diputado oficialista se dio ante la sorpresa del resto de los integrantes del pleno legislativo durante la discusión previa a la votación que rechazó la designación de dos magistradas a la Corte Suprema de Justicia.

En las redes sociales tampoco se hicieron esperar comentarios a la inesperada confesión del parlamentario oficialista, y en algunos grupos tildaron el hecho como «fuerte» y «bárbaro».

Igual reacción de sorpresa se dio entre el público que estaba en las gradas del hemiciclo legislativo y que seguía las incidencias del debate sobre la malograda ratificación de las abogadas Ana Lucrecia Tovar de Zarak y Zuleyka Moore.

Comenta con facebook