En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Djokovic y su gran oportunidad, y la espina de Nadal

Djokovic y su gran oportunidad, y la espina de Nadal
Djokovic y su gran oportunidad, y la espina de Nadal

Novak Djokovic.

Madrid.- El serbio Novak Djokovic afronta una semana decisiva en su carrera en el torneo de Roma, donde si es capaz de ganar su séptimo título del 2011, y mantener así la gran regularidad exhibida en lo que va de año, se coronaría nuevo número uno del mundo.

Según la ATP, Djokovic necesita triunfar en Roma, donde Rafael Nadal defiende también el título como en Madrid, y que el español caiga antes de las semifinales. No obstante, esa posibilidad continuará para el serbio, y más fuerte aún, durante Roland Garros donde “Nole” defiende cuartos de final, y el español, campeón.

“El número uno del mundo no peligra, está finiquitado”, razonó el domingo Nadal tras caer en la final del Masters 1.000 de Madrid. Realista como nunca, y también curándose en salud como lleva avisando desde principios de año, el de Manacor expresó en la sala de prensa de la Caja Mágica sus más íntimos presagios. “Ha sido un palo psicológico perder tres finales consecutivas con él”, analizó también, algo que se pondrá a prueba en el Foro Itálico.

Para Djokovic el hecho de coronarse número uno del mundo no parece trascendental. “Si me mantengo ganando, me acercaré, pero trato de no pensar mucho en eso”, comentó.

La respuesta de Nadal debería de ser contundente. En Roma no habrá la altitud de Madrid, que supuestamente beneficia al serbio, y el de Manacor vuelve en la capital italiana a los baremos de velocidad de bola similares a Barcelona y Montecarlo, donde se desenvuelve con más precisión.

“Lo mejor está por llegar”, dijo Nadal con su habitual coraje, pero lo cierto es que la inyección de moral de Djokovic tras ganar por primera vez en tierra al rey de esta superficie, y en su casa, le hará ahora más fuerte.

Con una marca de 32-0 esta temporada, 34-0 si se suman las dos últimas victorias de la final de la Copa Davis en el 2010, Djokovic parece ahora indestructible, y más maduro como persona, como él mismo explicó en Madrid.

Si Djokovic logra ese primer objetivo -el otro es ganar por primera vez Roland Garros- el de Belgrado se convertiría en el primer jugador después de Federer y Nadal en ocupar el primer puesto de la lista desde que el estadounidense Andy Roddick logró esa posición, durante 13 semanas, antes de que el de Basilea se la arrebatase el 2 de febrero de 2004.

La lucha por la posición de número uno parece que no preocupa en demasía a ambos, pero está más en manos de Nadal defenderla que de Djokovic ganarla. El serbio sabe que en algún momento alguien le detendrá en su racha de victorias, pero juega con el tiempo y la gran defensa de puntos de Nadal (ganador de Roma, Roland Garros, Wimbledon y Abierto de Estados Unidos) como aliados.

En el Foro Itálico, además, Nadal tiene potenciales rivales muy peligrosos. Uno de ellos el brasileño Thomaz Bellucci, sorprendente semifinalista en Madrid, y que en esa ronda dominó set y medio al propio Djokovic. David Ferrer también figura por la misma parte del cuadro de Nadal, quien ahora solo piensa en recomponerse, estudiar qué ha fallado, y encontrar soluciones.

“Mi nivel no es bajo, el de él es altísimo”, reconoció Nadal, que calificó a Djokovic de “monstruo”.

Para Nadal esta situación no es nueva. También pasó por momentos delicados cuando perdió el puesto de número uno del mundo el seis de julio del 2009. Una grave lesión que le impidió jugar en la Catedral levantó todas las dudas del mundo sobre su vuelta, y sin embargo, no solo lo recuperó, sino que firmó en el 2010 una campaña histórica al convertirse en el primer jugador en ganar los tres Masters 1.000 que preceden a París, luego su quinto Roland Garros, su segundo Wimbledon y el primer Abierto de Estados Unidos.

“Hay que ver qué se puede mejorar, qué es lo que se ha hecho bien y mal. Hay que tener la actitud necesaria y la cabeza fría, y abierta para analizar las cosas y buscar soluciones”, dijo, “no creo que las cosas cambien por sí solas, las tienes que hacer cambiar y yo voy a hacer lo posible por cambiarlas”. Toda una declaración de intenciones.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *