En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Dodgers necesitan de sus bates; Cora decidir dónde colocar a Martínez

Dodgers necesitan de sus bates; Cora decidir dónde colocar a Martínez
Dodgers necesitan de sus bates; Cora decidir dónde colocar a Martínez

LOS ÁNGELES.- Los protagonistas del Clásico de Otoño, los Dodgers y los Medias Rojas, ya se encuentran en Los Ángeles tras haber disputado, en Bostons, los dos primeros partidos, de la serie al mejor de siete, y ambos equipos han llegado también con incógnitas importantes que solucionar.

Mientras que los Dodgers, que están abajo 0-2 en la Serie Mundial, ya han admitido que sin el despertar de los bates no tendrán ninguna opción de intentar cambiar la marcha perdedora, los Medias Rojas tienen la incógnita de que hacer con el bateador designado de origen cubano J.D. Martínez.

La llegada de la competición a territorio del equipo de la Liga Nacional significa que la figura del bateador designado desaparece y Martínez es una pieza clave en la ofensiva del equipo de los Medias Rojas que encabeza el piloto puertorriqueño Alex Cora.

Pero aunque Cora tiene un dilema de cantidad y calidad, los mayores problemas a resolver están del lado de los Dodgers, que ya no se pueden permitir el lujo de perder el tercer partido porque con 0-3 ningún equipo en la historia de la Serie Mundial ha remontado.

Tampoco ningún equipo lo ha hecho con una desventaja de 0-2 en la Serie Mundial en los últimos 22 años, desde los Yanquis de Nueva York, en 1996, ante los Bravos de Atlanta.

El hundimiento de la ofensiva de los Dodgers en el Fenway Park ha sido general y todos los toleteros del equipo angelino, como el jardinero Cody Bellinger, admite que con la vuelta al “calor” del Dodger Stadium las cosas deben cambiar.

“Sentir de nuevo el calor ha sido agradable y positivo, lo que significa que también esperamos que nuestros bates sean más productivos que en Boston”, destacó Bellinger. “Darse un diferencia de más de 16 grados centígrados es algo a tener en cuenta en un partido de béisbol”.

El piloto de los Dodgers, Dave Roberts, ha destacado en varias oportunidades que su equipo no estaba preparado para adaptarse por completo a las condiciones meteorológicas que se dan en Boston, con frío, viento y lluvia.

“Lo más cercano al frío que nos tocó superar en Boston fue la experiencia de jugar en San Francisco, pero nada de comparación, por lo que era necesario que hiciésemos ajustes que al final no fueron suficientes”, admitió Roberts. “Ahora comienza otra historia para nosotros y es en la que tenemos que centrarnos”.

Roberts recordó que los relevistas son los que más han sufrido el frío de Boston, porque aunque tienen un calefactor pequeño en el bullpen no es lo suficiente para mantener a los lanzadores en un ambiente agradable para hacer su trabajo.

El entrenador de lanzadores de los Dodgers, Rick Honeycutt, fue más crítico y se mostró molesto con las condiciones con que tuvieron que enfrentar sus relevistas en un bullpen justo frente a las tribunas del jardín derecho del Fenway Park, donde los aficionados están encima de los lanzadores.

Cora, que como jugador estuvo con ambas franquicias, reconoce que los seguidores de ambos equipos son muy diferentes,

“Los aficionados de Boston viven el béisbol las 24 horas, los siete días a la semana”, destacó Cora. “Además apoyan en cada lanzamiento”.

Nada de eso ocurrirá cuando en el montículo del Dodger Stadium estén los abridores, el novato Walker Buehler, por el equipo local, y Rick Porcello, por los Medias Rojas, que tendrá la misión de silenciar a los cuatro mejores cañoneros de los Dodgers como son Max Muncy, Joc Pederson, Bellinger y el cubano Yasmani Grandal, que en Boston iniciaron en la banca.

“Vamos a hacer algunos ajustes para el tercer partido, pero no es debido necesariamente por desempeño, sino más por quién es el abridor”, aseguró Roberts.

Aunque los Dodgers ganen al menos dos de tres compromisos para forzar que la Serie Mundial regrese a Boston, tendrían que ganar al menos un encuentro en el peculiar, antiguo y ruidoso Fenway Park, donde por lo visto en los dos primeros juegos no hay indicios de que puedan superar el factor medio ambiente.

Pero la preocupación de Cora no es de adaptación sino de como colocar a Martínez en el tercer partido de la Serie Mundial y de momento lo único que ha transcendido del entorno del piloto boricua es que no mudará a un ninguno de los jardineros actuales al cuadro.

“¿Mookie Betts en segunda? No, él no juega la segunda base. Bueno, no jugará de inicio en la segunda base”, zanjó Cora en su primer contacto con los periodistas en Los Angeles.

Martínez es el principal designado de Boston, y lideró las mayores con 130 remolcadas. Produjo dos carreras en cada una de las dos victorias en el Fenway Park, y ha conectado de 7-3 en el Clásico de Otoño.

Si Martínez juega como guardabosque, perdería su puesto Betts en el jardín derecho, Jackie Bradley Jr. en el central o Andrew Benintendi en el izquierdo.

Bradley fue el Jugador Más Valioso (MVP) de la Serie de Campeonato de la Liga Americana y suele destacarse a la defensiva, mientras que Betts es candidato al MVP de la Liga Americana en el presente año.

Ante tanta calidad, Cora reconoció que decidir la alineación titular para el tercer partido será un auténtico “quebradero de cabeza”, pero a la vez “maravilloso”.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *