x

Dolor e impotencia entre familiares de teniente del Ejército ultimado por asaltantes

Consternación

Beriguete permaneció prestando servicio en el Ejército por más de 20 años y dejó en la orfandad a tres hijos.

Por Sandy Cuevas

SANTO DOMINGO. – Un ambiente de consternación se vive este miércoles en el sector de Cancino Adentro, donde serán velados los restos del segundo teniente del Ejército Nacional, Fernando Beriguete, quien fue acribillado por desconocidos para supuestamente despojarlo de su arma de reglamento.

Mientras el cuerpo del oficial del Ejército, Fernando Beriguete de 44 años, permanece en el INACIF para realizarle la autopsia.

Onelia Beriguete, madre del oficial, asegura que los desconocidos supuestamente les quitaron su arma de reglamento, luego de que chocaron por detrás su vehículo con la intención de que se parara cuando se desplazaba por el sector Villa Liberación, en Santo Domingo Este.

El oficial, quien también trabajaba como reportero gráfico, se dirigía a su casa en Cancino Adentro, luego de que había dejado un grupo de militares que participaron en el desfile militar en el malecón por el 180 aniversario de la Independencia Nacional.

Para los familiares de Fernando, quien supuestamente recibió cinco disparos, su muerte es solo una muestra de la inseguridad que dicen vivir en Santo Domingo Este.

Hasta el momento los antisociales que le quitaron la vida al oficial no han sido identificados por las autoridades.

Beriguete permaneció prestando servicio en el Ejército por más de 20 años y dejó en la orfandad a tres hijos.

Comenta con facebook