x

Dos muertos y tres heridos por una explosión en una mina de oro en Brasil

El accidente se produjo por causas aún desconocidas que ya son investigadas por la Policía Civil de Bahía y por la minera Leagold, la empresa que tiene la concesión para explotar oro en la región.

Imagen sin descripción

Río de Janeiro.- Al menos dos personas murieron y otras tres quedaron heridas por una explosión en la madrugada de este viernes dentro de una mina de oro en Teofilandia, municipio en el interior del estado brasileño de Bahía (nordeste), informaron los bomberos.

El accidente se produjo por causas aún desconocidas que ya son investigadas por la Policía Civil de Bahía y por la minera Leagold, la empresa que tiene la concesión para explotar oro en la región.

La explosión ocurrió durante el tercer turno de trabajo y cuando los mineros preparaban el lugar para la detonación de una carga explosiva para facilitar la búsqueda del mineral.

Las víctimas de la explosión, identificadas como Leomar Brito Cordeiro y Murilo Souza de Oliveira, alcanzaron a ser llevadas con vida hasta un hospital de Teofilandia, pero no resistieron y murieron en el centro médico.

Los tres heridos igualmente fueron conducidos a centros médicos, en donde su estado de salud fue considerado como estable.

La propietaria de la mina informó en un comunicado que las víctimas fueron atendidas inicialmente por su Brigada Médica en la mina y que está «totalmente movilizada para que el accidente sea investigado y aclarado lo más breve posible».

El nuevo accidente ocurrió poco más de un mes después de la ruptura de una represa en la que el gigante minero Vale almacenaba residuos de una mina de hierro en Brumadinho, en el estado de Minas Gerais (sudeste), que dejó al menos 180 muertos y 130 desaparecidos.

Un video de la tragedia muestra el momento en que la presa colapsa y un mar de residuos y lodo se toma en cuestión de segundos viviendas aledañas y parte de las instalaciones de la compañía Vale, la mayor productora y exportadora mundial de hierro.

El accidente tiene en la mira a todo el sector minero en Brasil, acusado de reducir sus inversiones en seguridad para mantener los beneficios durante la recesión histórica que el país sufrió en 2015 y 2016.

Por esta tragedia, el Gobierno ordenó el cierre permanente de todas las represas mineras construidas con las mismas características de la que colapsó el 25 de enero en Brumadinho.

Comenta con facebook