x

Fiscalía belga abre una investigación contra Ferrero tras casos de salmonela

Varias decenas de personas en distintos países europeos han resultado infectadas en las últimas semanas.

Imagen sin descripción

Bruselas.- La fiscalía de la provincia belga de Luxemburgo ha abierto una investigación contra el grupo italiano de dulces Ferrero después de que una serie de productos elaborados en una fábrica de Arlon (sur de Bélgica), incluidos huevos Kinder, hayan provocado casos de salmonela en distintos países, indicó este lunes la prensa local.

«Estamos recopilando información», anunció al diario «Le Soir» la sustituta del fiscal del rey de Luxemburgo, Anne-Sophie Guilmot, quien añadió que el proceso verbal está «en curso de redacción»

Indicó, asimismo, que se proporcionará más información al final de la semana.

Por su parte, la agencia federal de seguridad alimentaria de Bélgica (Afsca) precisó que no había terminado aún su propia investigación y que se pondrá en contacto con el fiscal general una vez que la haya concluido.

El viernes pasado, la Afsca retiró provisionalmente la licencia de operación a la planta de Ferrero en Arlon, en la provincia de Luxemburgo, tras los casos de salmonela vinculados a los productos elaborados en esa fábrica.

Según la Afsca, se había confirmado que existe un vínculo entre las intoxicaciones y la fábrica de Ferrero en Arlon.

Todos los productos fabricados en esa planta están siendo retirados «con independencia de su número de lote y fecha de expiración», indicó el viernes la agencia de noticias Belga.

Ello afecta, en particular, a los productos «Kinder Sorpresa», «Kinder Sorpresa Maxi», «Kinder Mini Eggs» y «Schoko-bons».

«Es una medida drástica, a partir de hoy, la empresa ya no puede tener ninguna actividad en la cadena alimentaria. Hay una retirada generalizada de los productos Kinder y no saldrá nada más de Ferrero Arlon», señaló Jean-Sébastien Walhin, portavoz de Afsca, informó el viernes la radiotelevisión francófona RTBF.

Y esto será así, añadió, «hasta que la Afsca pueda tener pruebas de que la producción se realiza con total respeto a la salud del consumidor. Sobre todo porque, no lo olvidemos, los consumidores aquí son principalmente niños».

Varias decenas de personas en distintos países europeos han resultado infectadas en las últimas semanas después de comer huevos de chocolate Kinder fabricados en la planta de Arlon.

También el viernes, Ferrero reconoció «ineficiencias internas» y un «retraso en la retirada» de ciertos productos fabricados en Arlon.

«Ferrero reconoce que hubo ineficiencias internas que crearon retrasos en las retiradas y en el intercambio de información. Esto ha repercutido en la rapidez y eficacia de las investigaciones», informó el grupo en una nota, en la que dijo que tomará las medidas necesarias «para preservar la confianza de los consumidores».

Comenta con facebook