PUERTO PLATA, República Dominicana.- La Dirección General de Aduanas (DGA) está promoviendo una nueva legislación en materia aduanera, con la finalidad de lograr una normativa actualizada y reorientada a las nuevas tendencias del comercio exterior para que la República Dominicana continúe su tránsito hacia la apertura y la integración económica internacional.

Así lo manifestó en esta ciudad el director de la DGA, Rafael Camilo, al participar como orador principal en el almuerzo empresarial de la Cámara Americana de Comercio de la República Dominicana (AMCHAMDR), en donde habló sobre los alcances y los retos que tendrá la nueva ley que regirá al comercio transfronterizo.

“Ante los diferentes acuerdos comerciales suscritos por la República Dominicana y las negociaciones multilaterales que se están efectuando en la actualidad dentro del marco de la Ronda de Doha, se desprende la imperiosa necesidad de que la DGA tenga una nueva ley”, dijo Camilo.

Sostuvo el titular de Aduanas que “la comisión formada para elaborar la propuesta, tomó como base en la última redacción, a la luz del nuevo orden constitucional, leyes comerciales y las mejores prácticas aduaneras, y el Convenio de Kioto sobre la Simplificación y Armonización de los Regímenes Aduaneros”.

Camilo, miembro del Gabinete Económico del Gobierno, dijo que en el anteproyecto de ley aduanera se tomó en cuenta “la realidad de la aduana en lo referente a la automatización, los acuerdos multilaterales y regionales de comercio de los cuales la República Dominicana forma parte, las recomendaciones y observaciones  de los consultores, gremios empresariales e instituciones gubernamentales.”.

El destacado economista explicó que dentro de los objetivos del anteproyecto está promover la aprobación de una nueva Ley General de Aduana que sea eficiente, moderna y adaptada a las normas y estándares internacionales, así como a la realidad dominicana y las legislaciones nacionales.

Dijo el funcionario que también se busca una formulación que considere con eficiencia y transparencia los roles de una aduana moderna, con estructuras, normas y funcionamiento que respondan a las prácticas de los acuerdos internacionales.

El anteproyecto contempla eliminar la dispersión en la legislación aduanera, concentrando todos los aspectos legales en un solo texto y que los regímenes aduaneros estén acordes a las directrices de la Organización Mundial de Aduanas (OMA).

En su conferencia con los empresarios miembros de la AMCHAMDR, Camilo dijo que la pieza, que será conocida próximamente por el Congreso Nacional, busca una disminución importante de los trámites y procedimientos en el comercio transfronterizo, dándole valor legal a la declaración electrónica, a la incorporación del uso  de la firma electrónica o digital para el expediente aduanero. Expresó que también contempla un nuevo sistema de infracciones y sanciones