La actual gestión ha dado importancia al proceso de subasta, lo cual se ha traducido en aumentos significativos en las recaudaciones de esa área.

Santo Domingo.- La Dirección General de Aduanas (DGA), recaudó RD$106,184,276.13, en las cinco subastas públicas que realizó, en el año 2022, de mercancías declaradas en abandono, procedentes de puertos y aeropuertos del país, luego de agotar el debido proceso jurídico.

En las cinco subastas realizadas a través de la Bolsa Agroempresarial Dominicana (BARD), la DGA percibió: RD$14,260,000.00 (febrero); RD$18,456,311.99 (marzo); RD$26,366,000.00 (junio); RD$20,977,000.00 (agosto) y RD$26,124,964.14 (noviembre).

En el período 2018-2019 los ingresos por subastas ascendieron a RD$98,630,814.36, desde octubre de 2020 hasta la fecha, los ingresos por este concepto son RD$273,572,480.66 lo que equivale en términos absolutos a RD$174,941,666.30 más, representando un crecimiento de 177.37%.

La entidad recaudadora, mediante su Departamento de Subasta, informó que, en lo adelante, las pujas se harán con una frecuencia de tres meses, dando cumplimiento a la nueva Ley de Aduanas Núm. 168-21.

Así mismo, la institución dio a conocer la importancia que tienen estas operaciones para la entidad, pues la ley establece que se recuperen los aranceles e impuestos dejados de pagar a la hora de la mercancía entrar a nuestro país.

Las mercancías en almoneda comprendían: piezas y partes usadas para vehículos, motocicletas, four wheels, confecciones, luminarias led, máquina para llenado de cajas y sus partes, bicicletas, baldosas de cerámicas, neumáticos nuevos y usados, baterías nuevas para autos, piezas para electrodomésticos.

También, consolas para aires acondicionados, hilos y tela, materia prima para detergente, confecciones variadas, ropa para niños, batas desechables para uso clínico, máquina para reparar neumáticos, piezas para electrodomésticos, pasolas eléctricas, bicicletas, equipos de aplicación de plástico termo encogible para cajas de envases asépticos, condensador para cuarto de refrigeración, planta eléctrica, productos para cuidado del pelo, entre otras mercancías.

El proceso iniciaba publicando un aviso en medios escritos de circulación nacional en días diferentes, conforme a lo previsto en la Ley de Aduanas Núm. 168-21 en su capítulo VII De la subasta de mercancías, artículos del 121 al 136, para el régimen de las Aduanas con lo que se invitaba a participar a comerciantes, importadores y empresas organizadas, legalmente establecidas en el país, así como público en general.

Luego las mercancías eran exhibidas, previo a las operaciones, en almacén de subasta de la DGA, en los puertos de Haina Oriental y Multimodal Caucedo, en horario laboral.

Un grupo de colaboradores de la DGA, específicamente de su Departamento de Subastas, compuso el equipo que se encargó de llevar las riendas de dicha actividad.

También, estuvieron presentes funcionarios de la Bolsa Agroempresarial Dominicana BARD acompañados de representantes de la notaría pública.