Entre los productos con mayor dinámica de exportación, Prazmowski se refirió al tabaco, banano, mango, aguacate y una variedad de productos que tienen un valor agregado importante en los mercados que demandan estos.

SANTO DOMINGO.- El director ejecutivo Consejo Nacional de Competitividad, Peter Prazmowski, consideró que República Dominicana tiene una enorme responsabilidad en lo que se refiere a edificar políticas que ayuden al país a insertarse de manera más agresiva en el mercado mundial de las exportaciones.

“En la agroindustria, hemos crecido en volumen en los últimos años, pero nuestra participación en el mercado mundial se ha mantenido estática. Creo que hay una oportunidad enorme de poner y edificar políticas que ayuden a que República Dominicana se inserte de manera más agresiva en el mercado mundial de exportaciones, con nuestra calidad, y la cultura exportadora”, explicó.

Indicó que el país puede apostar a abrir el mercado de exportación, “tomando en cuenta siempre que nuestro principal mercado es Estados Unidos, por ser nuestro principal socio comercial”.

Entre los productos con mayor dinámica de exportación, Prazmowski se refirió al tabaco, banano, mango, aguacate y una variedad de productos que tienen un valor agregado importante en los mercados que demandan estos.

El funcionario, al participar en el Diálogo de Políticas Públicas que organiza la Confederación Nacional de Productores Agropecuarios (CONFENAGRO), afirmó que para lograr esos propósitos, el país cuenta con calidad y cultura de exportación.

Dijo que el presidente Luis Abinader escucha las recomendaciones, y que se tienen que buscar todos los sectores que tienen ese potencial de crecimiento, porque “el sector agrícola definitivamente que tiene esa posibilidad”.

Destacó que el tema agropecuario no solo es fundamental para el mercado local, sino para el mercado internacional.

Mientras que el presidente de Confenagro, Wilfredo Cabrera, dijo que el país está cerca de competir en el mercado exportador con muchos productos en un futuro no muy lejano.

“Pero necesitamos conocer en cuanto a la producción de piña y otros rubros de gran demanda mundial, en qué parte del proceso estamos deficientes, sea en la parte de energía, en la de fumigación, laboral, si somos competitivos o no. Eso llevándolo al plano práctico para que entendamos qué podemos lograr para competir”, expresó.

Refirió que los productores nacionales y el sector productivo en sentido general compiten con un Tratado de Libre Comercio (TLC) “donde las reglas no son muy claras ni muy definidas, estamos compitiendo con países en algunos productos que vienen subsidiados, vienen agregados con un sinnúmero de facilidades que se les dan que nosotros acá no las tenemos”.