Montevideo.- En su primera visita a Suramérica, el vicepresidente para América Latina y El Caribe del Banco Mundial (BM), Hasan Tuluy, instó hoy en Montevideo a los países de la región a mejorar su productividad para lograr un mejor desarrollo a largo plazo y les recomendó no caer en el proteccionismo.

"El principal reto, que es como una cruzada, es la batalla de la productividad", afirmó Tuluy en un encuentro con los medios paralelo a la 53 Asamblea Anual del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que el lunes celebra sus sesiones plenarias.

El representante del BM exhortó a Latinoamérica a invertir más en innovación, investigación y desarrollo y alertó sobre el déficit de infraestructura en las áreas urbanas, en las cuales el 13 % de los ciudadanos no tiene acceso a agua potable y el 29 % carece de saneamiento adecuado.

En educación la asignatura pendiente es la calidad, más que la cantidad, indicó, al remarcar que en 1990 los países de América Latina y los del este de Asia contaban con un índice de licenciados universitarios del 9,5 %, y en 2009, el índice de los primeros subió a entre el 14 y 15%, pero el de los segundos llegó al 20 %.

Pese a la desaceleración de la economía china, Tuluy descartó que tenga efectos notables en la región porque, aunque "puede haber una caída en el comercio de materias primas, los precios son robustos".

Respecto a la posibilidad de fijar un cortafuegos para evitar que la desaceleración de China y la crisis de deuda de la zona euro acaben golpeando a Latinoamérica, recordó que el banco cuenta con líneas de crédito para emergencias.

Este lunes está previsto que el presidente del BID, Luis Alberto Moreno, anuncie un fondo de contingencia para la región.

En su argumentación Tuluy hizo hincapié asimismo en un reciente informe del BM sobre China con miras a 2030 en el que el banco aconseja al país asiático mejorar en aspectos estructurales, perfeccionar las habilidades de sus trabajadores, lograr un crecimiento verde y aumentar su papel en el concierto global.

"Si todo eso le pedimos a China, imagínense lo que le pedimos a Latinoamérica. La región tiene que ser todavía más agresiva, no puede quedarse atrás", alertó Tuluy.

A consulta expresa sobre las denuncias de proteccionismo que pesan sobre algunos países de la región, como Argentina, manifestó que "desafortunadamente el proteccionismo no es un fenómeno solamente de esta región" y responde a "medidas de corto plazo en momentos de incertidumbre global", explicó.

No obstante, subrayó también que "para mantener un robusto crecimiento" es necesario "mantener un nivel fuerte de comercio" y para ellos es vital moverse en un escenario con la mayor "predictibilidad".

"Las restricciones comerciales deberían ser la última instancia", afirmó Tuluy, más partidario de otras medidas para capear el temporal.

Entre ellas, políticas fiscales monetarias prudentes y un control selectivo de los flujos de capital para evitar burbujas en los mercados.

En cualquier caso, el representante del BM consideró que "la última década ha sido muy buena para latinoamérica en general" y auguró que la región crecerá en entre un 3.6 % y 3.7 % este año, y en entre un 4% y un 4.3 % en 2013.

Por último instó también a los países latinoamericanos a "asumir un rol cada vez más importante en definir y diseñar y la agenda internacional en materia de desarrollo global".