Al respecto, Abinader manifestó el deseo de que su país sea "la puerta de España hacia toda Latinoamérica” y afirmó que la "apuesta en inversión en República Dominicana es una apuesta segura", como lo demuestra el éxito de la inmensa mayoría de los proyectos.

Santo Domingo.- El Encuentro Empresarial España-República Dominicana cerró este jueves sus puertas en Santo Domingo, después de tres días de intervenciones y cientos de contactos de cara a futuros negocios en diversos sectores, con la vista puesta especialmente en las energías renovables, las tecnologías agrícolas y el agua y el saneamiento.

Hoy fue el turno de un centenar de reuniones de negocio agendadas, después de que el martes se celebraran las primeras ponencias y de que el miércoles tuviera lugar la inauguración oficial del encuentro a cargo del presidente dominicano, Luis Abinader, y la secretaria española de Comercio y máxima responsable de ICEX España, Xiana Méndez, quienes destacaron las posibilidades que presenta, en términos de negocio, el país caribeño.

También el embajador de España en República Dominicana, Antonio Pérez-Hernández, consideró que este país merece hacer en él "una fuerte inversión política y económica" y aseguró que aquí "los inversores extranjeros se encuentran muy a gusto", como demuestran los 68 proyectos actualmente en ejecución por 42 millones de euros (unos 41,8 millones de dólares al cambio actual)

Al respecto, Abinader manifestó el deseo de que su país sea "la puerta de España hacia toda Latinoamérica” y afirmó que la "apuesta en inversión en República Dominicana es una apuesta segura", como lo demuestra el éxito de la inmensa mayoría de los proyectos.

En una intervención posterior, también el ministro dominicano de Hacienda, Jochi Vicente, subrayó el "buen ambiente legal, económico y de estabilidad social para la inversión privada en general y la extranjera en particular” que ofrece el país, lo que le ha llevado a ser el principal receptor de inversión extranjera directa (IED) española en Centroamérica y el Caribe.

Por ello, ahora se busca diversificar la inversión a otros ámbitos y, así, la secretaria de Estado de Comercio se refirió a España como "un país referente en cuanto a tecnología agrícola con altos estándares de calidad y que ofrece soluciones innovadoras y constructivas a los problemas actuales" y resaltó su papel en el aprovechamiento de recursos hídricos y en la innovación en el uso eficiente del agua, al tiempo que destacó la importancia de la sostenibilidad y las energías renovables.

Según el embajador Pérez-Hernández, el encuentro de estos días es "un primer paso" para llamar la atención de las empresas a sectores que pueden ser atractivos para la inversión española, en los que "nuestras compañías tienen tecnologías y un saber hacer reconocido y en los que la República Dominicana ofrece muy interesantes perspectivas de desarrollo".

España es el primer socio comercial de la Unión Europea en República Dominicana y el quinto a nivel mundial y, como destacó el ministro dominicano de Industria, Comercio y Mipymes, Víctor Bisonó, el intercambio comercial bilateral representa casi 785 millones de dólares en lo que va de año.

Agregó que entre 2010 y junio de 2022 República Dominicana recibió de España un flujo de inversión extranjera directa de más de 2.000 millones de dólares, en especial en los sectores turístico, energético y de bienes raíces.

Este foro -organizado por la Secretaría de Estado española de Comercio a través del ICEX- reunió estos días a unas 40 empresas españolas y más de 120 firmas locales para tratar de las oportunidades de inversión y cooperación.

En él participaron también seis ministros dominicanos (además de Vicente y Bisonó los titulares de Energía y Minas, Antonio Almonte; Economía, Planificación y Desarrollo, Pavel Ernesto Isa; Agricultura, Limber Cruz, y de la Mujer, Mayra Jiménez) y el expresidente Hipólito Mejía.

También tomaron parte responsables del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Banco Mundial, el Banco Centroamericano de Integración Económica, la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), la Cámara de Comercio de España y la Confederación Patronal de República Dominicana (Copardom), entre otros.