Advirtió que la emisión de bonos tampoco será una solución definitiva debido a la inestabilidad del mercado.

SANTO DOMINGO.- Ante la cantidad de subsidios para sortear las consecuencias de la inflación y si la situación internacional marcada por la guerra en Europa del Este se posterga, la única opción que le quedaría al Gobierno es seguirse endeudando, aseguró hoy durante la entrevista central de El Despertador, el economista Antonio Ciriaco.

Al ser cuestionado sobre la capacidad del Estado para subsidiar el petróleo, Ciriaco indicó que el Gobierno puede hacerlo hasta los 115 dólares el barril, sin embargo, para este año se espera que la tarifa petrolera del país aumente de cuatro mil millones de dólares a siete mil millones, expresó.

Lo que consideró como un "impacto muy fuerte en las finanzas públicas", ya que la suma de los subsidios, no solo a los combustibles, sino también, a los fertilizantes, las materias primas y los insumos a Inespre para controlar los precios de los alimentos, suman más de 25 mil millones de pesos.

"En estos primeros cinco meses hemos cuantificado más de 25 mil millones de pesos”, manifestó el economista al referirse a los esfuerzos del Gobierno por controlar el aumento de precios para proteger a la población más vulnerable.

En ese sentido, Ciriaco consideró que de prolongarse esta situación por más tiempo, "el Gobierno tendrá que aumentar el déficit y tendrá que seguirse endeudando, no hay de otra, no tendrá más opciones que emitir bonos”.

A pesar de esta opción, el economista indicó que la situación sigue siendo difícil, ya que en estos momentos también hará que la emisión de los bonos sea más costosa, ya que se exigirá al país un mayor nivel de rendimiento, todo esto a pesar de la reducción del gasto de inversión que se realizó para este año, que de un 12 % que se tenía proyectado, bajó a un 8 %.

“Eso significa que una parte de los proyectos que estaban identificados para comenzar este año, o para avanzar o para concluir hay que retrasarlos”, señaló Ciriaco.

"La situación internacional, la inflación, no solamente afecta a la población de abajo, a todos nosotros, sino también, que genera tensiones en las finanzas públicas, genera dificultades, tensiones sociales, genera tensiones políticas y eso es un elemento que, evidentemente, el Gobierno tendrá que sortear”, concluyó el economista sobre el tema.