Algunos analistas ven que la liberación de reservas de petróleo de la AIE es una solución parcial para compensar la pérdida de suministro de crudo ruso y ante el temor de que la guerra en Ucrania.

REDACCIÓN ECONOMÍA.- El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) abrió este viernes con una subida del 0,57 %, hasta 96,58 dólares el barril, tras tres días consecutivos de pérdidas en reacción al anuncio de la Agencia Internacional de la Energía (AIE) de que liberará 120 millones de barriles de sus reservas.

A las 9.05 hora local de Nueva York (13.00 GMT), los contratos futuros del WTI para entrega en mayo sumaban 0,55 dólares con respecto al cierre de la jornada previa.

El crudo de referencia en EE.UU., que esta semana volvió a caer por debajo de la barrera psicológica de los 100 dólares, recuperaba a primera hora de la sesión parte de las pérdidas, pero parecía encaminado a cerrar la semana con un descenso acumulado de más del 2 %.

Algunos analistas ven que la liberación de reservas de petróleo de la AIE es una solución parcial para compensar la pérdida de suministro de crudo ruso y ante el temor de que la guerra en Ucrania acabe afectando severamente al petróleo exportado por Rusia, especialmente como consecuencia de posibles sanciones.

Los países miembros de la AIE liberarán próximamente 120 millones de barriles de crudo de sus reservas estratégicas, de las que 60 millones son de Estados Unidos.

Otros expertos ven esta liberación de crudo como un elemento que puede llevar a que los países de la OPEP se retrasen en la aceleración de la producción de petróleo que se había pactado.

El precio del crudo podría verse sustentado además por la posibilidad de que la Unión Europea prohíba la importación de petróleo ruso, lo que limitaría la oferta del producto de forma instantánea, apuntaron los analistas.