Otros analistas, también apuntan al elevado precio que ha alcanzado el dólar, máximos no vistos en dos décadas, encarece más aún el petróleo para los tenedores de otras divisas.

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) abrió este lunes con una bajada del 2,47 % y se situó en 107,05 dólares el barril, después de que ayer los países de la Unión Europea (UE) fueran incapaces de lograr un acuerdo para prohibir las importaciones de petróleo de Rusia y mientras continúan las restricciones en China.

A las 09.00 hora local de Nueva York (13.00 GMT), los contratos futuros del WTI para entrega en junio perdían 2,72 dólares con respecto al cierre de la jornada anterior.

El precio del crudo de referencia estadounidense arrancaba la jornada a la baja tras tres días consecutivos al alza después de que los socios de la UE no consiguiesen desbloquear las reservas de países como Hungría, Eslovaquia o República Checa, que se oponen al bloqueo petrolero ruso propuesto por la mayoría de miembros en represalia por la invasión de Ucrania.

Por otra parte, la Administración General de Aduanas china anunció hoy que el comercio internacional del país asiático frenó ostensiblemente su ritmo de crecimiento interanual hasta el 0,1 % en abril, lastrado por una menor demanda exterior a causa de la inflación y el impacto de los confinamientos anticovid ante los rebrotes a nivel nacional.

Los datos oficiales suponen un importante frenazo con respecto al avance interanual registrado en marzo, del 5,8 %.

Para el investigador jefe de mercados de petróleo de la firma Rystad Energy, Bjørnar Tonhaugen, mientras las negociaciones continúan, los precios del petróleo seguirán siendo elevados a pesar de los obstáculos macroeconómicos.

"Esperamos que los precios del petróleo se mantengan elevados debido a las negociaciones, las primas de riesgo del precio del petróleo aún presentes en tiempos de guerra y la demanda de verano, incluso cuando los vientos macroeconómicos en contra ganan velocidad", dijo citado en una nota.

Otros analistas, también apuntan al elevado precio que ha alcanzado el dólar, máximos no vistos en dos décadas, encarece más aún el petróleo para los tenedores de otras divisas.