Ayer, el petróleo de referencia estadounidense cerró con una caída de más del 1% después de que la Fed anunciara una subida de 75 puntos básicos en los tipos para controlar la inflación y anticipara que seguirá esa política.

Nueva York.- El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) cerró este jueves con una subida del 0,7% y se situó en 83,49 dólares el barril a medida que Rusia aumenta sus esfuerzos de guerra en Ucrania, lo que eleva las preocupaciones sobre el suministro.

Al finalizar las operaciones en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de futuros del WTI para entrega en octubre sumaban 55 centavos de dólar con respecto al cierre anterior.

El crudo de referencia estadounidense recuperó gran parte de las pérdidas del día anterior, ya que Rusia siguió adelante con su mayor reclutamiento desde la Segunda Guerra Mundial, lo que generó preocupaciones de que una escalada de la guerra en Ucrania podría dañar aún más el suministro.

Putin puso ayer en pie de guerra a los rusos al decretar la movilización parcial de 300.000 reservistas para la guerra en Ucrania, medida que busca contrarrestar lo que llamó "chantaje nuclear" de la OTAN, que se propone "destruir" a Rusia.

Al inicio de la guerra en Ucrania, el crudo fue impulsado a los 120 dólares el barril.

Ayer, el petróleo de referencia estadounidense cerró con una caída de más del 1% después de que la Fed anunciara una subida de 75 puntos básicos en los tipos para controlar la inflación y anticipara que seguirá esa política.

Por su parte, el Banco de Inglaterra subió este jueves en 0,50 puntos porcentuales los tipos de interés en el Reino Unido, hasta un 2,25%, su nivel más alto desde diciembre de 2008.

Los inversores temen que la agresividad de los bancos centrales afecte al gasto de los consumidores, incluyendo los combustibles, y que a nivel general lleve a la economía a una recesión.

Los contratos de futuros de gas natural para octubre restaron 69 centavos de dólar, hasta 7,08 dólares, y los de gasolina con vencimiento el mismo mes agregaron 2 centavos, hasta los 2,51 dólares el galón.