A raíz de la firma de este acuerdo, la embajadora dominicana en Washington, Sonia Guzmán, destacó el gran atractivo del país para captar inversiones de empresas estadounidenses que contribuyan a la generación de energías renovables.

SANTO DOMINGO.- La Comisión Nacional de Energía (CNE), en representación del Estado dominicano y la empresa de capital estadounidense Ridge Partners Línea Noroeste S.A firmaron un contrato de concesión de 25 años, con el fin de producir combustible diésel sintético renovable de la más alta calidad, usando desechos y residuos sólidos.

Unos US$215 millones serán invertidos por la compañía en la construcción y operación de una planta de producción que va a estar localizada en Jaibón en el municipio de Laguna Salada, provincia Valverde.

Indicaron que la planta tiene previsto producir casi dos millones de galones mensuales de combustible sintético utilizando los desechos sólidos que serán comprados a los residentes de ese lugar.

En ese sentido, la compañía estima que sus operaciones generarán alrededor de 100 millones de dólares en exportaciones anuales de combustible, particularmente con destino a Inglaterra.

A raíz de la firma de este acuerdo, la embajadora dominicana en Washington, Sonia Guzmán, destacó el gran atractivo del país para captar inversiones de empresas estadounidenses que contribuyan a la generación de energías renovables.

Dijo que “Gracias a esta inversión, la República Dominicana será una de las primeras naciones del mundo en implementar una nueva generación de tecnología de biorrefinería, demostrando que el lastre de los desechos y residuos urbanos se puede convertir en un gran activo para la generación de energías renovables y la creación de empleos con un alto sentido de la responsabilidad medioambiental”.

Según dijo Guzmán, ese proyecto creará 220 nuevos puestos de trabajo en la línea Noroeste de República Dominicana y, también, va a ayudar con la erradicación de más de 500,000 toneladas de dióxido de carbono que se emiten al año.

Indicó que los ayuntamientos del Noreste recibirán un monto en dólares para inversiones de desarrollo social en sus comunidades, por cada galón de biodiesel exportado.