Explica que la reducción de la evasión y la elusión fiscal, así como la eliminación de algunos gastos tributarios que representan cerca del 4% del PIB en el promedio de la región

SANTO DOMINGO.-La pandemia del generada por la pandemia del COVID-19 causó más estragos en América Latina y el Caribe, región que necesita políticas ambiciosas para que los avances socioeconómicos de las últimas décadas no sean revertidos, según el estudio “Perspectivas Económicas de América Latina (LEO) 2021: Avanzando juntos hacia una mejor recuperación”, presentado en la sede del Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo.

El documento establece que durante la crisis ocasionada por la pandemia de Covid-19, la República Dominicana implementó programas de apoyo con énfasis en hogares y trabajadores en situación de vulnerabilidad, extendiendo y mejorando los programas vinculados a la educación, la atención sanitaria y el acceso a la vivienda.

El LEO 2021 fue elaborado por el Centro de Desarrollo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), la Unión Europea y la CAF-Banco de Desarrollo de América Latina.

Precisa que la desaceleración económica de la región hará que el Producto Interno Bruto (PIB) per cápita no vuelva a los niveles anteriores a la crisis antes de 2023-24.

“El impacto de la crisis ha sido asimétrico, afectando especialmente a los grupos más vulnerables. Como resultado, los niveles de pobreza y pobreza extrema están en su punto más alto en los últimos 20 y 12 años, respectivamente”, sostiene el informe.

El documento recomienda realizar una respuesta fiscal holística, con una mayor progresividad del sistema tributario, un mayor cumplimiento fiscal, una administración tributaria más eficiente y la eliminación de los gastos tributarios ineficientes.

Explica que la reducción de la evasión y la elusión fiscal, así como la eliminación de algunos gastos tributarios que representan cerca del 4% del PIB en el promedio de la región, podrían aumentar los ingresos y la equidad sin comprometer la recuperación económica.

“En un contexto global complejo caracterizado por el conflicto bélico en Ucrania, alta inflación y tensiones geopolíticas, las estrategias de recuperación deben incluir reformas que promuevan sistemas de protección social más fuertes, aceleren la formalización de las economías, mejoren la progresividad fiscal y profundicen la integración regional”, sugiere el informe.

La publicación también destaca la importancia de repensar el contrato social para recuperar la confianza de la ciudadanía, así como de reforzar el papel de la cooperación internacional para facilitar el avance hacia estos nuevos modelos de desarrollo y de un nuevo contrato social en la región.

“El diseño de la gestión internacional de la deuda, prestando especial atención a las características de cada país, y en particular a los retos que enfrentan los pequeños estados insulares en desarrollo del Caribe, es esencial para el éxito de la recuperación”, puntualiza el documento.

El LEO 2021 fue presentado en un evento organizado por el Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo, con la presencia del ministro Miguel Ceara Hatton; Katja Afheldt, embajadora de la Unión Europea en República Dominicana, y Juan Vázquez Zamora y René Orozco, jefe adjunto para América Latina en el Centro de Desarrollo de la OCDE y economista principal para América Latina, respectivamente.