WASHINGTON. - La economía de Estados Unidos se contrajo a un ritmo anual del 0,2 % en el primer trimestre del año, frente al cálculo inicial de contracción del 0,7 %, informó hoy el Departamento de Comercio.

Los analistas ya habían anticipado que el tercer cálculo del Gobierno sobre el comportamiento del producto interno bruto (PIB) entre enero y marzo sería negativo, pero la revisión mejoró el resultado.

La contracción del crecimiento en el primer trimestre es la primera desde la registrada entre enero y marzo de 2014, cuando el PIB cayó un 2,1 % por la dureza del invierno en buena parte del país.

Los analistas achacan también esta contracción al duro invierno que también ha sufrido el país este año, sin embargo, gracias a un incremento del gasto del consumidor que previamente había sido considerado más a la baja, la disminución no ha sido tanta.

El gasto del consumidor en junio, que supone más de dos tercios de la actividad económica de Estados Unidos, fue revisado al alza hasta el 2,1 %, por el 1,8 % de mayo.

En términos generales, la contracción también se explica por el fortalecimiento del dólar y la caída de las exportaciones en un 5,9 %, aunque ha sido una caída inferior a la registrada en mayo, del 7,6 %.

Mientras tanto las importaciones aumentaron a un 7,1 % frente a un 5,6 % de los datos previos.

La economía estadounidense cerró 2014 con un crecimiento del 2,2 %, tras haber experimentado entre abril y septiembre su mayor semestre de expansión desde mediados de 2003.

Tras la contracción del PIB entre enero y marzo, los expertos prevén una recuperación y un crecimiento económico de alrededor del 2 % para el segundo trimestre del año.