Probablemente se apruebe otra subida de tipos de interés de 0,5 o 0,75 puntos en su reunión del 26 y 27 de julio.

Washington.- La Reserva Federal de EE.UU. anunció este miércoles el mayor aumento de las tasas de interés en casi 30 años.

La Fedinformó de una subida del tipo de interés oficial de 0,75 puntos, y adelantó que muy probablemente en julio se produzca otro aumento de 0,75 o de 0,5 puntos para luchar contra la inflación.

Con el incremento de hoy que es el tercero desde que la Fed empezó a subir tipos en marzo, el tipo de interés oficial de la mayor economía del mundo pasa a situarse en una horquilla de entre el 1,5 % y el 1,75 %.

Se trata de la mayor subida de tipos desde 1994, unos tiempos en que el demócrata Bill Clinton se encontraba al frente de la Casa Blanca y la Fed estaba dirigida por el histórico Alan Greenspan.

En su comparecencia ante los medios después de la reunión de política monetaria de dos días, el presidente de la Fed, Jerome Powell, apuntó que probablemente se apruebe otra subida de tipos de interés de 0,5 o 0,75 puntos en su reunión del 26 y 27 de julio.

Pese a esta predicción, el presidente de la Fed reconoció que el alza de 75 puntos básicos es "atípicamente alta" y aseguró que no espera que movimientos de este tipo se vuelvan algo "habitual".

Por otro lado, la Fed anunció que seguirá reduciendo su cartera de deuda pública del Gobierno de EE.UU., compuesta fundamentalmente de letras del Tesoro y de valores respaldados por préstamos hipotecarios.

En la actualidad, el Banco Central acumula unos 9 billones de dólares en deuda estadounidense.

Como ya ha hecho en junio, la Fed se desprenderá en julio y agosto de 30.000 millones de dólares en letras del Tesoro y de 17.500 millones en valores respaldados por hipotecas cada mes.

A partir de septiembre, estas cifras mensuales subirán a 60.000 millones de dólares y 35.000 millones respectivamente, y el proceso concluirá cuando se alcancen unos niveles que se consideren "ligeramente por encima" de lo que el banco considera "reservas amplias".

"El comité está fuertemente comprometido con el objetivo de devolver la inflación al 2 %", indicó el banco central estadounidense, que espera cerrar el año con un tipo oficial de interés de en torno al 3,4 %, es decir, unos dos puntos por encima del actual.

Para 2023, el Banco Central espera seguir aumentando paulatinamente los tipos hasta llegar al 3,8 %, un porcentaje que ya empezaría a bajar en 2024 con la idea de que en el largo plazo se ubique sobre el 2,5 %.