El crudo de referencia en EE.UU. perdió valor un día después de que el Gobierno estadounidense anunciara que liberará un millón de barriles de petróleo al día.

NUEVA YORK.- El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) bajó este viernes un 1 % y se situó en 99,27 dólares el barril, por debajo de la barrera psicológica de los cien, después de que los miembros de la Agencia Internacional de la Energía (AIE) acordaron liberar más crudo de sus reservas estratégicas y siguiera afectado por el anuncio en el mismo sentido de ayer de la Casa Blanca.

Según datos al final de las operaciones en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de futuros del WTI para entrega en mayo restaron 1,01 dólares con respecto al cierre anterior.

De esta manera, en el cómputo de los últimos cinco días, el petróleo de Texas registra su peor semana en cerca de dos años después de perder más de un 12 %.

El crudo de referencia en EE.UU. perdió valor un día después de que el Gobierno estadounidense anunciara que liberará un millón de barriles de petróleo al día durante los próximos seis meses, unos 180 millones en total, para responder a la escalada de precios de la energía derivada de la guerra en Ucrania, la mayor liberación de crudo de sus reservas estratégicas hasta la fecha.

El jueves, el petróleo se desplomó un 7 % y se situó en 100,28 dólares el barril.

A la decisión de EE.UU. se sumó este viernes la de los miembros de la AIE, que acordaron liberar más crudo de sus reservas estratégicas, a fin de combatir la volatilidad de precios en el mercado, aunque no detallaron la cantidad que sacarán a la venta.

La cifra concreta se divulgará "a comienzos de la próxima semana", anunció la AIE en un comunicado publicado al término de una reunión de urgencia a nivel ministerial, celebrada por videoconferencia.

Los ministros destacaron que la guerra en Ucrania "continúa causando una tensión significativa en los mercados petroleros, lo que genera un aumento de la volatilidad de los precios" mientras los inventarios están "en su nivel más bajo desde 2014", añadió la nota.

Poco después, el presidente estadounidense, Joe Biden, anunció que más de 30 países de la Agencia Internacional de la Energía (AIE) se unirán a EE.UU. para poner "decenas de millones" de barriles de petróleo en el mercado con el fin de frenar la subida de precios.

La AIE ya acordó el pasado 1 de marzo, una semana después de la invasión rusa de Ucrania, liberar 60 millones de barriles de petróleo de las reservas estratégicas de sus miembros en todo el mundo.

Es la tercera vez que el presidente Joe Biden ordena utilizar las reservas estratégicas: liberó 50 millones en noviembre y otros 30 millones el 1 de marzo, aunque en esas ocasiones no se vio un impacto significativo en los precios de la gasolina, el diésel y otros combustibles derivados del petróleo.

Por otra parte, los contratos de gas natural para entrega en mayo subieron 7 centavos hasta 5,72 dólares por cada mil pies cúbicos, y los contratos de gasolina con vencimiento el mismo mes subieron menos de un centavo y se mantuvieron en 3,15 dólares el galón.