La Central Termoeléctrica Punta Catalina está integrada por dos unidades de generación eléctrica de 376 MW brutos cada una, para un total de 752 MW brutos.

SANTO DOMINGO.- El cónsul general de la República Dominicana en Aruba, Pedro Ventura, presentó este jueves la primera propuesta de futuros inversionistas interesados en colaborar y cumplir con la resolución emitida por el Luis Abinader, que busca garantizar y preservar el medio ambiente, y cuya propuesta es convertir la Central Termoeléctrica Punta Catalina a gas natural, debido a que mantenerla trabajando a carbón mineral significaría un retroceso para el país por el daño que provoca al medioambiente.

Pedro Ventura, cónsul en Aruba, hizo la presentación a través del encargado de negocios del Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Dominicana (MIREX), Hugo Rivera y el staf de negocios internacionales de la Cancilleria.

En el encuentro en el que se busca dar un paso importante ante la urgencia de poner fin a la contaminación de las plantas de carbón de Punta Catalina, especialmente de las cenizas tóxicas y de las emisiones de los gases ácidos para preservar la salud y el medio ambiente, además estuvo presente el Embajador de Qatar, Georges Bahsa Hazim.

Se recuerda que expertos en la materia han advertido que los gases que son expulsados por la chimenea de la hidroeléctrica Punta Catalina son sumamente dañinos para la salud de la población vecina y que el dióxido de sulfuro causa lluvias ácidas que afectarán a los mangos y a los demás cultivos, asegurando que la conversión a gas natural de esta central es la única y definitivaz solución a la contaminación que está provocando la combustión del carbón mineral.

La Central Termoeléctrica Punta Catalina está integrada por dos unidades de generación eléctrica de 376 MW brutos cada una, para un total de 752 MW brutos, y está ubicada en el Distrito Municipal de Catalina, Baní, Provincia Peravia.