Según el pronóstico de base, el crecimiento se reducirá de 6,1% del año pasado a 3,2% en 2022, un descenso de 0,4 puntos porcentuales con respecto a la edición de abril de 2022 de Perspectivas de la economía mundial.

SANTO DOMINGO.- La titubeante recuperación de 2021 ha venido seguida de una evolución cada vez más lúgubre en 2022, a causa de los riesgos que comenzaron a materializarse. Durante el segundo trimestre de este año, el producto mundial se contrajo, debido a la desaceleración de China y Rusia, mientras que el gasto de los hogares en Estados Unidos no alcanzó las expectativas.

1.¿Qué nos dice el FMI sobre las perspectivas de la economía mundial?

Cada tres meses el Fondo Monetario Internacional (FMI), nos ofrece lo que piensa que es su mejor estimación de lo que está pasando con la economía mundial y lo que va a pasar en el resto del año.

En tanto, espera una mayor inflación y un menor crecimiento de las principales economías del mundo. Es decir que los riesgos que ha venido advirtiendo en los últimos meses, se han ido materializando, como es la guerra de Ucrania-Rusia, que se ha extendido al igual que  la tasa de interés.

2.¿Y cómo queda entonces la economía dominicana ante este entorno mundial que el mismo Fondo Monetario Internacional describe como de mucha incertidumbre?

La economía dominicana no queda mal parada.  Cuando se observan las cifras que está proyectando, estaríamos quedando con una inflación similar a la de los países de América Latina, y las economías emergentes entre un 9 y 10%, pero con un crecimiento mucho mayor que el promedio de la región, el cual será 2.5 y 3 % y nosotros estaríamos creciendo un 5%.

Cabe destacar que, varios shocks han sacudido una economía mundial ya debilitada por la pandemia: una inflación superior a lo previsto en todo el mundo —sobre todo en Estados Unidos y las principales economías europeas— que ha provocado el endurecimiento de las condiciones financieras; una desaceleración peor de lo previsto en China, consecuencia de los brotes de la COVID-19 y los confinamientos, y las nuevas repercusiones negativas de la guerra en Ucrania.

Según el pronóstico de base, el crecimiento se reducirá de 6,1% del año pasado a 3,2% en 2022, un descenso de 0,4 puntos porcentuales con respecto a la edición de abril de 2022 de Perspectivas de la economía mundial.

El crecimiento inferior registrado a principios del año, la pérdida de poder adquisitivo de los hogares y una política monetaria más restrictiva provocaron una revisión a la baja de 1,4 puntos porcentuales en Estados Unidos.

En China, los nuevos confinamientos y el agravamiento de la crisis del sector inmobiliario han obligado a revisar a la baja el crecimiento en 1,1 puntos porcentuales, con importantes repercusiones a escala mundial.

Por su parte, en Europa, las significativas rebajas son un reflejo de las repercusiones de la guerra en Ucrania y el endurecimiento de la política monetaria.

La inflación mundial se ha revisado al alza debido a los precios de los alimentos y la energía y los persistentes desequilibrios entre la oferta y la demanda, y se prevé que este año se sitúe en 6,6% en las economías avanzadas y 9,5% en las economías de mercados emergentes y en desarrollo, es decir, revisiones al alza de 0,9 y 0,8 puntos porcentuales, respectivamente. En 2023, se espera que la política monetaria desinflacionaria comience a hacer mella y el crecimiento del producto mundial sea de tan solo 2,9%.