Además, agrega que de los incentivos financieros, la membresía del país en el Tratado de Libre Comercio de Centroamérica-República Dominicana (CAFTA-DR) es una de las mayores ventajas para los inversionistas extranjeros.

SANTO DOMINGO.-Según el informe del Departamento de Estado de los Estados Unidos, la República Dominicana, es un país de ingresos medianos altos, el cual disfrutó de un crecimiento estable y constante en una economía relativamente diversificada en 2019, como lo ha hecho durante la última década.

Agrega que la inversión extranjera directa (IED) proporciona una fuente clave de divisas para la economía dominicana, y la República Dominicana es uno de los principales receptores de IED en el Caribe y América Central.

"El gobierno busca activamente la IED con generosas exenciones fiscales y otros incentivos para atraer empresas al país. Históricamente, los sectores de turismo, inmobiliario, telecomunicaciones, zonas francas, minería y financiamiento son los principales receptores de IED", dice el informe.

Precisa en enero de 2020, el gobierno anunció un plan especial de incentivos para promover inversiones de alta calidad en turismo e infraestructura en la región suroeste y, en febrero de 2020, aprobó una ley de Asociación Público Privada para catalizar el crecimiento económico impulsado por el sector privado.

"El programa República Digital del gobierno tiene como objetivo crear más oportunidades en la economía digital para estudiantes y pequeñas empresas y aliviar algunas restricciones de operación comercial", menciona.

Además, agrega que de los incentivos financieros, la membresía del país en el Tratado de Libre Comercio de Centroamérica-República Dominicana (CAFTA-DR) es una de las mayores ventajas para los inversionistas extranjeros.

"Los observadores atribuyen al acuerdo el aumento de la competencia, la mejora del estado de derecho y la ampliación del acceso a productos de calidad en la República Dominicana. Estados Unidos sigue siendo el mayor inversor en República Dominicana. CAFTA-DR incluye protecciones para los inversionistas extranjeros de los estados miembros, incluidos los mecanismos para la resolución de disputas".