Los precios no van a bajar de inmediato, esto se tomará un tiempo en lo que se hacen esas importaciones, y entran al mercado a precios que en teoría deben ser más bajos.

SANTO DOMINGO.- Luego de varias semanas de discusiones, el Senado finalmente aprobó ayer el controversial proyecto de ley de tasa cero de arancel a algunos productos de la canasta básica, Magín Díaz responde las principales inquietudes sobre el tema.

¿Que aprobó el Senado de la República? ¿Fue algo muy diferente a lo que originalmente envió el Gobierno?

La única diferencia que hay con la propuesta que originalmente fue enviada por el gobierno, es que se activa una comisión de las importaciones agropecuarias que tiene capacidad de poner cuotas y limitar las importaciones con la participación de los sectores productivos afectados, eso por un lado da cierta tranquilidad a esos sectores de que habrá un control de las importaciones de esos productos, pero por otro lado también se presta a discrecionalidad.

En mi opinión lo ideal sería que esa comisión tuviera una veeduría, tal vez de parte de la Dra. Milagros Ortiz Bosch, desde la Dirección de Ética, para evitar temas de discreción que son comunes cuando existen este tipo de comisiones.

¿Y ahora que va a pasar? ¿Van a bajar los precios de los alimentos de inmediato? ¿Los dominicanos se van a beneficiar con la aprobación de esta ley?

Lo que espera el gobierno y es el objetivo de la ley, es que efectivamente los precios de los productos de la canasta básica bajen, pero de inmediato no van a bajar los precios.

Hay que recordar que esta no es la única medida, se han ido tomando otras medidas como subsidio directo a los productores, subsidio al consumidor, el Banco Central está tomando medidas monetarias, es decir, que hay varios factores que deben incidir en que baje la inflación, y este sería uno, pero no va a tener un efecto inmediato.

Si tendría un efecto marginal, que deberíamos s empezar a ver en algunas unas semanas. El gobierno ha puesto mucho énfasis en esta ley y debería tener resultados muy tangibles, a la vez que se logra el objetivo de no afectar la producción nacional.

En conclusión, los precios no van a bajar de inmediato, esto se tomará un tiempo en lo que se hacen esas importaciones, y entran al mercado a precios que en teoría deben ser más bajos.