El gobernador señaló que esta expansión de la economía dominicana ha sido superior a la esperada y las proyecciones actualizadas apuntan a que el presente año 2021 estaría terminando con un aumento del producto interno bruto (PIB) real en torno al 11.0 %, colocando a la República Dominicana como una de las economías de mayor crecimiento en América Latina.

SANTO DOMINGO. - El gobernador del Banco Central de la República Dominicana (BCRD), Héctor Valdez Albizu, anunció este martes que el indicador mensual de actividad económica (IMAE) registró un notable incremento promedio acumulado de 12.4 % en enero-octubre de 2021, luego de experimentar durante el mes octubre una variación interanual de 9.7 %.

Al presentar el informe del IMAE, el gobernador señaló que esta expansión de la economía dominicana ha sido superior a la esperada y las proyecciones actualizadas apuntan a que el presente año 2021 estaría terminando con un aumento del producto interno bruto (PIB) real en torno al 11.0 %, colocando a la República Dominicana como una de las economías de mayor crecimiento en América Latina y uno de los países con mejor desempeño relativo al comparar los niveles de actividad económica de 2021 con relación a 2019, es decir a la prepandemia.

Valdez Albizu expresó mediante una rueda de prensa virtual, con relación a los precios, que se han observado presiones inflacionarias externas más persistentes de lo que se anticipaba, debido al aumento registrado en los precios de los commodities, las disrupciones en las cadenas de suministros y el alza de los costos de fletes y contenedores, así como a problemas geopolíticos a nivel internacional que han afectado el comercio, ubicando la inflación anualizada doméstica en 7.72 % y la inflación subyacente interanual en 6.31 % al cierre del mes de octubre.

Ante este contexto, y con una reactivación de la economía más rápida de lo previsto, el Banco Central decidió incrementar en 50 puntos básicos su tasa de política monetaria, de 3.00 % a 3.50 %, mientras la tasa de repos a 1 día aumentó de 3.50 % a 4.0 % y la de depósitos overnight de 2.50 % a 3.0 %.

Esta medida, como parte del conjunto de instrumentos de política monetaria, tiene como objetivo que la inflación converja al rango meta de 4 % ± 1 % en la segunda mitad del año 2022 y mantener ancladas las expectativas de los agentes económicos.

El gobernador señaló que “estamos convencidos de que esta medida fue oportuna debido a que, si el Banco Central no reaccionaba a tiempo, se hubiese podido generar hacia adelante un sobrecalentamiento de la economía que provocase a su vez un desbordamiento de las presiones inflacionarias y un desequilibrio macroeconómico interno”.

Según las reseñas en plataformas especializadas como Bloomberg, economistas, analistas extranjeros e inversionistas internacionales que dan seguimiento a la economía dominicana han manifestado una valoración positiva sobre la reciente medida monetaria.

En efecto, en un informe publicado en el día de ayer por el Bank of America se destaca lo siguiente: “consideramos que República Dominicana probablemente sea la economía de Latinoamérica con perspectivas macroeconómicas más prometedoras para los próximos años”, destacando una recuperación más rápida de lo previsto.