Nueva York.- La primera semana en 2011 fue favorable para las acciones estadounidenses, que acumularon un alza semanal de 0,84%.

Sin embargo, este viernes la Bolsa de Nueva York cerró a la baja luego del dato de empleo de diciembre en EE.UU. La caída de la desocupación a 9,4%, desde el 9,8% de noviembre, no fue suficiente para calmar los temores por la lenta recuperación de la economía.

Es que pese a la cifra, la contratación estuvo lejos de lo esperado. Según las nóminas no agrícolas entregadas hoy, se crearon 103.000 puestos de trabajo, frente a los 175.000 que adelantaban los expertos.

Las acciones además se vieron presionadas por la baja del sector financiero, que fue castigado por un fallo de una corte estatal que anuló ejecuciones hipotecarias de dos bancos.

El Dow Jones, principal referente del mercado neoyorquino, descendió 0,19% a 11.674,6 unidades,mientras el S&P restó 0,18% a 1.271,5 enteros. A la vez, el tecnológico, Nasdaq Composite, cayó 6,7 puntos, o un 0,25% a 2.703,17 unidades.

Los inversionistas seguían dudosos, pese a las declaraciones del presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, que hoy señaló que “la economía de EE.UU. estaría finalmente ganando velocidad, incluso pese a que el crecimiento sigue siendo demasiado débil como para generar una baja significativa en la tasa de desempleo”