x

Economista nombrado para representar Venezuela ante BID crítica duramente a Maduro

Pero el pasado 28 de febrero el reputado economista venezolano -un feroz crítico de las políticas económicas del gobierno de Nicolás Maduro- se confirmó como una pieza cada vez más importante en el juego político del hombre que le disputa a este la presidencia de Venezuela: Juan Guaidó.

Imagen sin descripción
Escuchar el artículo
Detener

VENEZUELA.- Hasta hace relativamente poco Ricardo Hausmann era mejor conocido por sus contribuciones a la economía y por ser el director del Centro para el Desarrollo Internacional de la prestigiosa Universidad de Harvard.

Pero el pasado 28 de febrero el reputado economista venezolano -un feroz crítico de las políticas económicas del gobierno de Nicolás Maduro- se confirmó como una pieza cada vez más importante en el juego político del hombre que le disputa a este la presidencia de Venezuela: Juan Guaidó.

«Tengo a bien dirigirme a usted (…) a los fines de designar como Gobernador principal de Venezuela ante esa institución al ciudadano Ricardo Hausmann», se lee en una carta con esa fecha que Guaidó le envió al presidente de la Asamblea de Gobernadores del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

«La presente designación deja sin efecto las designaciones previamente efectuadas por la República Bolivariana de Venezuela para ocupar tales cargos», concluye además la misiva -hecha pública este lunes- que Guaidó firma como presidente encargado del atribulado país.

ajo esa autoridad, el también presidente de la Asamblea Nacional -que no reconoce la reelección de Maduro- también ha nombrado representantes diplomáticos alternos ante varios países, así como una nueva junta directiva para la petrolera estatal PDVSA y su filial estadounidense, Citgo.

Y su última movida obligará al BID a decidir si reconoce su autoridad o la de Maduro, aunque por el momento la institución no ha hecho ningún comentario sobre el posible regreso de Hausmann a una casa que conoce muy bien.

¿Neoliberal?

Efectivamente, antes de asumir el puesto de profesor de economía del desarrollo de la Escuela Kennedy de Gobierno de la Universidad de Harvard, en el otoño del año 2000, el venezolano fue el primer «economista en jefe» del BID y el fundador de su departamento de investigación.

Pero antes de eso también se desempeñó en varios puestos de gobierno de la Venezuela pre chavista, incluyendo en el de ministro de Planificación, de 1992 a 1993.

Por eso, mientras los partidarios de Guaidó destacan sus credenciales académicas y celebran su ingreso en esa especie de «gabinete en la sombra», los de Maduro siempre lo han criticado recordando su pasado en las administraciones de Luis Herrera Campins, Jaime Lusinchi y Carlos Andrés Pérez, en plena época de ajustes neoliberales.

«Le inyectaron a nuestro pueblo una sobredosis de neoliberalismo bajo la premisa de unas medidas económicas que tuvieron como artífice a Ricardo Hausmann», lo acusó, por ejemplo, Diosdado Cabello.

Y la etiqueta de «neoliberalismo» también le ha sido aplicada al llamado «plan para la mañana siguiente»: el plan de rescate económico diseñado por el experto de Harvard, quien ya se estaba desempeñando abiertamente como asesor de Guaidó.

Duro crítico

Entre otras cosas, dicho plan propugna una mayor apertura del sector petrolero venezolano a operadores privados, además de asignarle un papel importante a los créditos de organismos financieros internaciones como el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y el mismo BID.

Y aunque para algunos esas prescripciones son simplemente inevitables dado el estado de crisis de la economía venezolana, para otros nada más vienen a confirmar el estatus de «coarquitecto del consenso de Washington» que muchos le asignan a Hausmann.

No todos los expertos, sin embargo, coinciden en que «neoliberal» sea la mejor forma de definir a este profesor de Harvard de 63 años, quien en el pasado no ha dudo en criticar ácidamente el modelo de desarrollo chileno, considerado por muchos el mejor alumno de los llamados «Chicago boys».

Aunque mucho más demoledoras han sido, sin duda, sus críticas al modelo económico chavista, al que Hausmann responsabiliza de haber creado la peor crisis económica en la historia del continente americano en el país con las mayores reservas de petróleo del mundo.

Eso tal vez también explica por qué, en 2016, Nicolás Maduro ya había arremetido públicamente contra el economista, amenazado con llevarlo ante la justicia.

«Yo creo que hay que requerirlo con código rojo, hay que hacerle un juicio», dijo en ese momento Maduro del hombre al que describió como «el principal operador financiero del bloqueo y la persecución financiera contra Venezuela».

«Si Maduro quiere buscar un culpable, que se mire en el espejo», fue, por su parte, la respuesta de Hausmann.

Y cada vez está más claro que el prestigioso economista también cree que él puede ser parte de la solución.

Fuente: https://www.bbc.com/mundo

Comenta con facebook
Recientes
Contenido más reciente en Noticias SIN

El alto costo de vida en Miami obliga a muchos a tener varios trabajos para subsistir

ONU: Más de 270 mil niños sufrirán desnutrición «mortal» en seis países de África en 2024

Reforzarán seguridad en Saint-Étienne tras incidente entre Argentina y Marruecos

Dan bienvenida a delegación dominicana que participará en Juegos Olímpicos

Trump acusa al Partido Demócrata de haber dado «un golpe de Estado» contra Biden

Se incrementan incendios forestales en Bolivia y el municipio de Roboré es el más afectado

Bandas rivales haitianas acuerdan la paz en barrio Cité Soleil, un acercamiento para acuerdo mayor

Melania Trump lanza su primer libro autobiográfico