En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Edesur: ¿otra mafia?

Edesur: ¿otra mafia?
Narciso Isa Conde

Las Distribuidoras de Electricidad han sido fuentes usadas para mafiar y como componentes de los negocios turbios a favor de empresarios y políticos mafiosos relacionados con el área energética.

Pasó así con su privatización subvaluada o cuasi regalada a favor de la Unión Fenosa, corporación de la corrupción monárquica española; y luego también cuando el Estado Dominicano las recuperó.

Ahora explota con una proyección mayor el escándalo del alquiler del edificio central de EDESUR por 14 millones de pesos al mes y 175 al año durante 17 años, para un total de casi 3000 millones de pesos; calculado todo a la tasa de cambio del dólar vigente en años recientes y subrayando que la erogación siempre fue en dólares y su equivalente: 175 mil al mes, 250 millones al año y 4 millones 250 mil en 17 años.

Esto es algo que rompe todos los records de los robos descarados a cargo de la lumpen-partidocracia dominicana. Insólito, torpe y bandidezco. Y si malo es el delito en sí, peor es su reciente justificación a cargo de su actual administrador.

  • LA VIRTUD DE ESE ROBO.

Pero ese escándalo desfachatado tiene la gran virtud de igualar la esencia putrefacta de tres gobiernos sucesivos, tres partidos y tres presidentes: Hipólito-(PRD-PRM), Leonel-PLD y Danilo-PLD. ¡Sopla!

Se firmó con Hipólito, que lo mantuvo durante sus cuatro años; lo continuó Leonel durante ocho, y lo sigue asumiendo Danilo durante cinco…

No es posible convencer a alguien con un mínimo de lucidez de que tras ese contrato leonino -muy pero muy por encima del valor de ese alquiler a precio de mercado-  no existan sendas partidas millonarias periódicas que vayan a parar a los bolsillos del dueño y a los de altos funcionarios involucrados en esa operación contractual y en sus dos ratificaciones posteriores sucesivas.

La “cogioca” se traspasó de un gobierno a otro, porque los tres conciben su ejercicio solo para prolongarse en el sistema y para enriquecer a sus ejecutivos y a los empresarios que se prestan a ese tipo de operaciones; lo que equivale a conjugar el verbo mafiar a plena consciencia de que los órganos de investigación (Ministerio Publico, Policía, mecanismos de inteligencia), los de fiscalización (Cámara de Cuentas y Congreso) y de sanción o castigo (Poder Judicial) han sido estructurado para garantizarle impunidad a ambas partes.

De ahí la desfachatez de los tres.

  • MÁS ALLÁ DE LO IRRACIONAL Y DE LAS “PENALIDADES” ABSURDAS.

Esto rebasa el tema de la irracionalidad de la inversión, esto es, del hecho de que con lo invertido -incluso a crédito- pudieron comprarse varios edificios como ese y sus anexos.

Igual es inaceptable esgrimir lo de las absurdas y desproporcionadas penalidades consignadas en ese contrato-estafa, inaceptables en convenio de ese tipo no mediado por el latrocinio y la complicidad de ambas partes, y en un país donde el Poder Ejecutivo ha controla totalmente los tribunales e instancias de decisión en las dos últimas administraciones.

Eso devela que ese control solo opera para garantizar la impunidad  de sí mismo y de fuerzas asociadas, pero no para hacer justicia cuando la herencia de los mecanismos del robo pueden ser transferidas de una Administración de Gobierno a otra. Y ese ha sido el caso que concierne al edificio de EDESUR.

Estén seguros que su actual administrador responde a Bichara y a Danilo, como antes a los ejecutivos de turno en la CDEEE y el Palacio Nacional.

Eso es mafia reciclada por un sistema de corrupción, impunidad e iniquidades que merece ser políticamente dinamitado.

Mafia de alto nivel como la de RENOVE, PEPE-CART, BANINTER, ANTENA LATINA-BONETTI-FANTASMA, SUN LANG, GLP-COMBUSTIBLE, IMPORTADORA, OISOE, CEA, CORDE-TRES BRAZOS, SANSOUCI-VICINIESCANER-JCE, OBEBRECH, FALCONDO, BARRICK, METRO-DIANDINO…y paro de mencionar.

Mafias que varían (por casos y periodos) en  la dimensión de los montos robados, el tipo de operación y los nombres de los protagonistas y beneficiarios; con muchas cosas en común, complicidades sistémicas-estructurales y lobistas compartidos.

Mafias de Estado y de Poder. De poder temporal y permanente. Institucionalizadas en el Estado corrupto y corruptor, y asociadas en el delito a “elites” empresariales inescrupulosas en extremo, de factura criolla y transnacional.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *