En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

EE.UU. destaca represión religiosa en China, Irán y Corea del Norte en 2011

Casa Blanca.

WASHINGTON, EE.UU.- EE.UU. denunció este lunes, por segundo año consecutivo, la represión religiosa en China, Irán y Corea del Norte, al tiempo que advirtió de una creciente ola antisemita y continuas restricciones en Cuba.

En su informe anual sobre la libertad religiosa en el mundo en 2011, difundido hoy, el Departamento de Estado dijo que la represión religiosa continúa en países “con Gobiernos autoritarios”, a los que calificó como “violadores crónicos y sistémicos” de la libertad de culto.

“En casi la mitad de los países (evaluados), los gobiernos no protegieron la libertad religiosa o no intervinieron en casos de abusos”, dijo durante una rueda de prensa Suzan Johnson Cook, embajadora para asuntos de libertad de culto en el Departamento de Estado.

Se prevé que la secretaria de Estado, Hillary Clinton, que no estuvo en la divulgación del informe, haga hoy declaraciones sobre la libertad religiosa en el mundo en un evento separado en el Carnegie Endowment for Peace, indicó la portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland.

Según el documento, China, Irán y Corea del Norte continúan en la categoría de países que causan “preocupación particular” para EE.UU., que además incluye a Arabia Saudí, Eritrea, Sudán y Uzbekistán.

El Departamento de Estado indicó que en el caso de China, durante 2011, “hubo un marcado deterioro” en torno al respeto y protección de la libertad religiosa en ese país.

En la región autónoma del Tíbet y otras áreas tibetanas, se registraron restricciones a las prácticas religiosas, especialmente en los monasterios y conventos de monjas budistas.

“Al igual que las demás libertades, la libertad religiosa simplemente no existe en Corea del Norte”, afirmó por otra parte el documento.

Sobre Irán, el informe destacó el continuo encarcelamiento del pastor cristiano Youcef Nadarkhani, que afrontaba una posible ejecución “simplemente por practicar su fe”.

El Gobierno iraní, además, continuó el encarcelamiento de siete líderes de la comunidad Baha’i.

Por otra parte, el informe denuncia una “creciente ola de antisemitismo” en el mundo, que se manifiesta a través de la negación del Holocausto, o una combinación de antisemitismo con la oposición a ciertas políticas del Estado israelí.

En Venezuela, el documento hizo mención a que “los medios oficiales publicaron numerosas declaraciones antisemitas”, mientras que en Egipto, el sentimiento antiisraelí era “extenso” e incluía “retórica antisemita y negación o glorificación del Holocausto”.

Respecto a Cuba, el documento destaca que “mejoró el respeto del Gobierno hacia la libertad de religión, aunque permanecen en pie restricciones significativas y el Partido Comunista… continuó ejerciendo control regulatorio sobre la mayoría de los aspectos de la vida religiosa”.

“La mayoría de los grupos religiosos reportó una mayor habilidad para cultivar a nuevos miembros, realizar actividades religiosas, y realizar proyectos de servicio comunitario y de caridad”, además de que hubo menos restricciones para los viajes y la importación de materiales religiosos, dijo.

Sin embargo, el documento citó la represión de activistas pacifistas como las Damas de Blanco, a quienes se les impedía, de manera rutinaria, asistir a servicios religiosos, como fue el caso en las provincias de Holguín y Santiago. También recordó la represión de estas activistas el 8 de septiembre de 2011, cuando fueron arrestadas a la salida de una misa en Santiago.

Preguntada por Efe sobre señales de apertura religiosa en Cuba, Johnson Cook dijo: “Esperamos que continúen abriendo la puerta y trabajen (para resolver) los asuntos relacionados con la libertad religiosa”.

El Departamento de Estado condenó que algunos países recurrieron al “amplio uso y abuso” de las leyes contra la blasfemia, apostasía y difamación para restringir la libertad de culto, en particular de las minorías.

En Pakistán, señaló el informe, las personas acusadas de blasfemia o que exigían reformas a las leyes contra la blasfemia, “fueron asesinadas”, incluyendo el ministro de Asuntos Minoritarios, Shahbaz Bhatti, el único cristiano en el Gabinete. Mientras, Asia Bibi sigue en prisión a la espera de que se decida la revocación de su sentencia de muerte en 2010.

Agregó que el Gobierno afgano, aunque permite la práctica de otros credos no musulmanes, no protegió a grupos religiosos minoritarios.

En cumplimiento de una ley federal, el Departamento de Estado publica anualmente este informe, en el que repasa la situación de las comunidades religiosas en el mundo teniendo en cuenta la persecución y la discriminación que sufren o las iniciativas y leyes desarrolladas por sus Gobiernos.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *