x

El atentado a Trujillo el 30 de mayo de 1961

Enfoque

En el trayecto sufrió el atentado que le costó la vida a unos dos kilómetros de distancia de la Ciudad Ganadera.

Imagen sin descripción
Escuchar el artículo
Detener

Leí en el Diario Libre un artículo del historiador amigo Juan Daniel Barcácel el miércoles 29 de mayo en el cual afirma que Rafael Trujillo recibió un tiro de gracia en la barbilla propinado por Antonio de la Maza y repite la famosa frase que se le atribuye sobre el guaraguao y los pollitos.

Carece de veracidad ésa versión en honor a la palabra escrita y grabada del testigo sobreviviente y participante en el atentado junto a De la Maza, el héroe nacional Antonio Imbert Barrera.

En realidad el agujero o herida en la barbilla de Trujillo  parece haber sido el producto de uno de los balines del primer cañonazo con la escopeta que disparó De la Maza de vehículo a vehículo. 

O también pudo haber sido la bala en combate de un revólver o de un fusil M1 de los que proveyó la Embajada de los Estados Unidos. 

Ésa es mi conclusión tras investigar los hechos documentalmente y haber entrevistado a familiares y amigos de los héroes y mártires del 30 de mayo de 1961, algunos de los cuales compartieron informaciones en prisión con los conjurados.

Breves detalles de esa noche memorable:

1. Rafael Trujillo acostumbraba todas las tardecitas visitar a su Madre en la residencia situada en Avenida Plinio Pina Chevalier, hoy Avenida México, esquina donde terminaba la Avenida Máximo Gómez (desde ahí hacia el Norte era terreno del Aeropuerto General Andrews). 

No se tiene la certeza de que ese día Trujillo pasara por donde su madre Julia Altagracia Molina Chevalier. Sí es cierto que esas habituales visitas eran el momento de encuentro con sus familiares cercanos.

2. Después Trujillo bajaba a pie la Avenida Máximo Gómez hacia el Sur y al llegar al malecón se sentaba a conversar con los Amigos que le acompañaban.

3. El martes 30 de Mayo de 1961 la última casa de la Avenida Máximo Gómez que visitó fue la de su hija Angelita Trujillo, situada donde está hoy el Teatro Nacional. Serían las 9:30 de la noche. Había estado previamente sentado con varios de sus colaboradores en las cercanías del obelisco de la avenida George Washington y desde ese lugar visitó la base aérea de San Isidro con el Secretario de Estado de las Fuerzas Armadas. 

De la casa de su hija Angelita pasó en su automóvil por el play de softball situado donde está hoy el Centro Médico UCE y saludó al jefe de la Policía Montes de Oca.

4. Se dice que pasó además por donde su querida Moni Sánchez en la Avenida Abraham Lincoln a saludarle o dejarle algo.

5. Rápidamente bajó con su chófer en su automóvil por la avenida Abraham Lincoln hacia el Sur y luego tomando su destino final por la autopista del malecón en dirección a San Cristóbal.

6. En el trayecto sufrió el atentado que le costó la vida a unos dos kilómetros de distancia de la Ciudad Ganadera.

Comenta con facebook