En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

El caso Nasco

Ni el Mesías se sintió facultado para juzgar a una mujer supuestamente sorprendida en adulterio y evadió juzgarla pidiendo a los que se sintiesen libre de pecado arrojar la primera piedra, lo que no era un invento suyo sino parte de una tradición milenaria del judaísmo, el que presentaba cargos debía estar libre de infracciones a la ley mosaica, porque de lo contrario el juicio se invertía, y el acusador pasaba a ser acusado.

Esa salida fue sabia porque le permitió escabullirse de una trampa, el papel de juez estaba claramente definido y Jesús no estaba investido para ejercerlo, y se percató de que fariseos y maestros de las leyes que le llevaron el caso buscaban armarle un expediente de usurpación para reunir base para crucificarlo.

No me siento apto para lanzar ni la primera ni última piedra contra Claudio Nasco, solo creo que en su desgraciado final hay enseñanzas importantes.Si me preguntaran quien lo mata diría que además de los tres que le torturaron y apuñalaron en forma inmisericorde, el contribuyó como nadie con el desenlace de su vida.

Preferencia sexual es una condición cada vez más respetada, solo la moral religiosa puede considerar que un homosexual anda en pecado, pero la sociedad lo único que puede reclamarle a un adulto, es que no abuse ni de menores ni de personas vulnerables para imponerse frente a ellas por cualquier modalidad de acoso, pero todo lo que ocurra en el terreno de la intimidad de las personas adultas es asunto de su libre albedrío.

En un juicio desapasionado deberían aparecer como coacusados los que a temprana edad abusaron de Claudio Nasco y cultivaron un ser humano con rasgos de sádico y presuntuoso, cuya principal diversión era la de conquistar para ostentar y defraudar.

Separó a parejas estables tanto de heterosexuales como de homosexuales, con el único fin de exhibir su preponderancia, emparejó con individuos de la oligarquía económica del país, pero al final su deseo era el de ejercerla de dama en las orgías de sexo contratado en la que pescó a los jóvenes que le dieron muerte.

Contrario a la idea que sugería la posibilidad de una mano oculta y poderosa detrás del asesinato del distinguido presentador de noticias por televisión, creo que la muerte se produjo precisamente por la ausencia de ese mecenazgo.

Gente cansada de que se les use fingiendo un amor que después no existió habían optado por alejarse y construir otro mundo y eso condujo a la iliquidez coyuntural que le llevó a la desesperación de contratar placer sin la totalidad de los recursos para solventarlo, creando expectativas que se convertían en un arma letal.

Los empresarios importantes que se desvivieron por su figura y que se mostraban dispuestos a cualquier sacrificio fueron claramente evidenciados, porque asociarse a ellos transfería poder y prestigio, pero de los muchachos pobres en los que se refugiaba cuando quería experimentar el placer sexual con pasión, no le hacía referencias a nadie.

Los hechos eran tan obvios que la investigación policial en pocas horas documentó la realidad que muchas personas se resisten a aceptar, porque prefieren mantener la imagen preestablecida en solidaridad con la amistad que desarrollaron con el personaje desdibujado.

Queda demostrado una vez que la apariencia puede resultar engañosa, quienes pontificamos en los medios somos personas con virtudes y debilidades que un día pueden quedar expuestas, las poses son caretas que se caen.

Comenta con tú facebook

Comentarios

Si todo esto es cierto, Claudio Nasco fue un santo que se cayó del altar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *