En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

El Depredador, la recolonización y la estrategia de guerra imperial

Narciso Isa Conde.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El Depredador tiene ya 18 años en operaciones y el narco-negocio ha crecido a escala continental y mundial en demasía, en lugar de disminuir.

Aquí, sin embargo, nos quieren vender su espionaje militar y su uso sistemático para intervenir nuestra soberanía aérea, como el remedio a esa “enfermedad” consentida y funcional al capitalismo mafioso y decadente de estos tiempos, y a los incontenibles procesos migratorios a causa de las enormes desigualdades regionales y sociales vigentes y crecientes.

En Colombia los aviones espías no tripulados no han detenido el curso perverso de uno de los más ejemplares narco-estados terroristas del planeta, pero si usado para ejecutar masacres contra la heroica insurgencia popular que dura ya unos 60 años sin ser derrotada.

En Bosnia, Servia, Afganistán, Irak, Libia, Yemen… los Depredadores han servido para facilitar horribles genocidios, depredar vidas, ciudades y naturaleza.

El general Mateo Rosado, presidente de la DNCD y socio de Guzmán Fermín en sus andanzas con el narco español Arturo del Tiempo Márquez, siguiendo las pautas trazadas en la Embajada de EE.UU., llega al ridículo de presentar uno de esos aviones como responsable de enormes capturas de contrabandos de drogas, cuando él conoce perfectamente como operan los narco-generales, narco-políticos y narco-empresarios de aquí y del exterior para garantizar el auge creciente de ese jugoso negocio bajo protección oficial. De milagro no lo condecora y se auto-condecora.

Ocupación y conquista militar

Es imposible desligar este paso a favor del Depredador de la ocupación militar de Haití, del rol del MAAG en el país, de la cadena de bases militares en puerto Rico y El Caribe, del expansionismo militar en esta zona vía Colombia, de la estrategia militar de EE.UU. en nuestra América y del diseño de su guerra global  y sus guerras preventivas.

EE.UU. cuenta con 46 bases militares en la región, reactivó su IV Flota Naval, continua sus maniobras militares en El Caribe, el Atlántico y el Pacífico americano, insiste en sus operaciones Nuevo Horizontes y otras similares, procura establecer bases FOLS  en La Saona y otras islas aledañas al país y consigue ahora del gobierno peledeísta licencia para su espionaje aéreo-espacial, previendo grandes convulsiones sociales en esta zona en el contexto de una crisis brutal y un saqueo acelerado.

Al tema de las armas de destrucción masiva, de las investigaciones nucleares con supuestos fines militares, de la desestabilización o negación de sus “democracias”, de la violaciones a los derechos humanos e incluso los desastres naturales y alegadas amenazas a la paz –todos componentes del repertorio criminal de EE.UU. y la Unión Europea- se le agregan como pretextos otros parecidos, adecuados a situaciones específicas.

Es sabido, que además de estos falsos alegatos, el supuesto combate al narcotráfico y a los “viajes ilegibles” son recursos propagandísticos empleados por EE.UU. para la expansión militar imperialista en la región y en el mundo, en procura del control militar de importantes aéreas geo-estratégicas y recursos naturales muy valiosos (oro, petróleo, gas, opio uranio, titanio, litio, agua, biodiversidad…) de los cuales carece; y, además, en prevención y frente a procesos de autodeterminación de países y regiones.

EE.UU. nunca ha combatido sus narco-cárteles preferidos, ni los que operan en su territorio, ni los narco-estados subordinados a su estrategia de dominación, como por el ejemplo los narco-Estados de República Dominicana, Honduras, México, Haití, Colombia… Con Uribe, Santos, Leonel, Lobo, Salinas, Fox, Preval, Martely… sus gobernantes han tenido encendidos amores políticos.

Los “viajes ilegales” es otro argumento falaz. No se combate la emigración social, económica o por otras causas de fuerza mayor, con represión. La única forma de desminuir los “viajes ilegales” y finalmente eliminarlos, es generando bienestar social en los países empobrecidos de la periferia del capitalismo. EE.UU. y la UE han convertido en funcional a su cultura de sobre-explotación la mano de obra y los talentos mal pagados que suministra el flujo migratorio del “tercer” y “cuarto mundo”.

Los aviones espías no tripulados, tienen ya un mes violando nuestra soberanía aérea y ahora sin el menor sonrojo han convertido esa imposición en pacto firmado entre el Canciller Morales Troncoso y la Secretaria de Seguridad de EE.UU., Janet Napolitano, en la sede de la embajada gringa. Mientras el presidente saliente Leonel Fernández hace las veces del gato de María Ramos: “tira la piedra y esconde la mano”.

Este paso no pudo ser mas servil y es parte del despliegue de la recolonización e intervención militar de esa superpotencia en toda la isla, escenario de la voracidad de las grandes mineras norteamericanas: Barrick Gold, Uni God, Gold Corp, La Hispaniola, Facondo…

Esto ha sido posible porque Haití esta militarmente ocupado, Puerto Rico es colonia estadounidense y en lugar de un gobierno y de un presidente soberano nuestra República Dominicana cuenta con un gobernador de colonia, que bajo chantaje, por sus antecedentes de corrupción y narco-corrupción, antes de abandonar la presidencia, ha cedido el espacio aéreo del país para convertirlo en espacio al servicio de la ocupación militar y la doctrina yanqui de la guerra preventiva, aplicada con descaro a escala latino-caribeña y mundial.

Es claro que tan funesta herencia encaja armónicamente dentro las características del gobierno que será conformado el próximo 16 de agosto bajo la presidencia de Danilo Medina, astilla del mismo palo, producto de la cúpula peledeísta, incapaz del menor gesto patriótico antiimperialista.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *