En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

El desayuno escolar, una treta que oculta el politeísmo del poder político y social

El desayuno escolar, una treta que oculta el politeísmo del poder político y social
Fernando Sibilio

Limita, el poder político, la órbita externa de la libertad de la sociedad y de los ciudadanos, cuando estos quedan cautivos de la opinión pública pagada y comprada con los fondos públicos, aunque, nunca podrá trabar el ejercicio pleno de esa libertad.  Se pretende con los vaivenes del desayuno escolar convencernos de su incapacidad para cambiar la realidad, degradando la imagen de sus socios, y arrebatarles el sentimiento de dignidad a los alumnos y a los profesores, mediante ocurrencias.

¿Desaparecen las ocurrencias de los intereses de grupos productores en pugnas, los sabotajes entre competidores, ahora, con la nueva ocurrencia del reparto del desayuno en la frontera?.  Estamos claramente ubicados delante de un cuadro de incapacidad y desidia aprendida y dirigida, que permite conocer los medios y las consecuencias que usa el poder político cuando sus estrategias y sus iniciativas se pudren.

Queda claro, que la razón del poder político y social, nos ha privado de todo cuanto en derechos le pertenece a la sociedad.  Hemos entrado, con pocos remedios, en la violencia, en el escepticismo, en el dogmatismo de un partido político, que se ha apropiado de los poderes del Estado, de sus instituciones y del uso distributivo de las leyes, el cual se le supone a una democracia, pero, además, en la tiranía irracional de los servidores públicos.

Sigue desprovista, esta irracionalidad del poder, de los valores pregonados por el Despacho de la Primera Dama.  Luce la razón burocrática las galas de la parcialidad, de la impersonalidad, de la insensibilidad, y de todos los prefijos y sufijos privativos democráticos, que les permitan movilizarse en la búsqueda de un nivel mínimo en la explicación de lo implícito, de todas estas intoxicaciones.  ¡Caramba!. ¡Niños y niñas!: Compren un pasaje que les traslade al paraíso dominicano, donde habitan los funcionarios y los altos cargos de la nación.

Dotar de razón a la sin razón de un Gobierno, solo es posible en las computadoras de los textos integrados o en las avefrías de la felonía de la ARS-SEMMA, púes habremos de seleccionar entre la razón Sanchopancesca y la irracionalidad Quijotesca.  Eligieron la frontera como proyecto piloto, en la persecución apresurada de una solución técnica natatoria, tanto en las perspectivas perceptivas, como en la recuperación afectiva de la confianza de la población tras el naufragio político, económico y social, del programa del desayuno escolar.

Escoger la solución fronteriza por amable y benevolente que parezca, nos coloca frente a uno de los chistes de uno de los mediadores en el conflicto, entre judíos y palestinos; citamos: “El Enfrentamiento entre palestinos y judíos terminará cuando ellos se comprometan a respetarse como verdaderos y buenos cristianos”.  La realidad es que ni siquiera las relaciones sexuales pueden prescindir de la inteligencia, debido a que, lo que hace de ellas un medio eficaz para la satisfacción y la dicha, como recurso eficaz de convivencia entre una pareja es el sentimiento racional.

Coloca señales y normas de tráfico a un cardumen de Pirañas, el Gobierno, con esta nueva ocurrencia en el desayuno escolar, aunque le llamen programa o plan piloto; ya que de ser un plan o programa, sería importante conocer los riesgos y las flexibilidades analógicas, o las prospectivas de control de todas las hipótesis analizadas en los resultados indeseados que arrojaron el modelo anterior.

Partimos en esta coartada fronteriza, desde la oferta política en lugar de pensar y actuar según la demanda social, de los alumnos, padres y profesores.  Desconocemos el tiempo de duración de esta nueva prueba, porque hasta el momento, solo conocemos las acciones de fuerza de las autoridades, ya que, en todos los casos de intoxicaciones, han prescindido de la razón y de sentimientos benevolentes y humanos para actuar, en consecuencia.

Disponen de martillo al momento de tratar los resultados indeseados como clavos. Decía Aristóteles que: “La más sublime forma de amistad, es la que se parece al amor que uno siente por sí mismo”.  Por tanto, cuando se actúa como servidor público desde la autoridad que concede un cargo del Estado, se tiene como contrapartida la responsabilidad del sentimiento racional.  Ese que obliga a la asimilación de las evidencias y necesidades ajenas.

Rogamos a las autoridades que tienen que ver con el servicio público del desayuno escolar, recuperar el impulso afectivo como recurso vital en la construcción de una inteligencia que promueva el diálogo, y que acepten las demandas de los alumnos, de los padre y de los maestros, en las necesidades materiales y políticas de los funcionarios y comerciantes que participan en la producción, distribución y control, de este servicio público.

Calmaríamos los recelos por los RD$18 millones de pesos diarios, si todos dejásemos de pensar en que son míos.  Entremos en una participación y repartición comunicativa de estos dineros ajenos, para así, propiciar la felicidad económica de todos.  Ya antes Quevedo nos decía: “Puede el hombre con ardimiento y con bondad ser valiente y virtuoso, más faltándole el estudio y la inteligencia, nunca sabrá ser virtuoso ni valiente”.

Sirven de poco los sentimientos imbéciles por la riqueza, cuando, desmedramos la salud de cientos de niños y se desacredita todo un sistema y una gestión política del Estado.  Porque, toda la valentía y la habilidad para mentir se ha transformado en temeridad autoritaria y desconfianza generalizada de padres, alumnos y maestros.  Pero, aquí hemos llegado a un punto tal, que la virtud del desayuno escolar siendo tan santa se ha transformado en un delito criminal.

Sigue siendo peor la virtud viciosa y la arrogancia desatinada, que la cautela cuerda y el vicio mesurado por las comisiones, por ello, tenemos dos consecuencias opuestas en el desayuno escolar, la decepción generalizada de la población y el dogmatismo ideológico de la autoridad, cada bando en su verdad privada, y el Gobierno perdiendo todas las posibilidades de justificar sus errores.  Sería mejor que razonasen en mejores formas para maquillar sus perjuicios insalvables unos y en rectificar ese politeísmo de “Verdades” diseñadas, enlatadas y distribuidas, en los medios de comunicación.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *