Con una positividad en aumento que ronda ya el 17% en las últimas cuatro semanas y los hospitales y clínicas en el Gran Santo Domingo abarrotados, especialmente las unidades de cuidados intensivos, donde este lunes la ocupación se sitúo en un 77 por ciento a nivel nacional, aunque en el Distrito la cifra se eleva a 87 por ciento, las escenas de dolor se repiten en diferentes centros de salud.