Explicó que pegar a los niños no es la estrategia adecuada porque la ciencia ha descubierto que este método daña, afecta y no educa, más bien interfiere con el aprendizaje.

SANTO DOMINGO.- Emplear el castigo físico para la crianza de los niños provoca que estén siempre alerta lo que afecta el sistema cognitivo y el desarrollo orgánico del infante, manifestó la psicóloga Rafaela Burgos durante su participación en el segmento El Anillo Familiar del programa matutino El Despertador.

Para Burgos los patrones de crianza son elementos fundamentales de cómo funciona una familia y donde hay violencia, la misma no funciona bien y deteriora los vínculos y las relaciones.  

Por otro lado, explicó que el castigo físico no es la estrategia adecuada porque la ciencia ha descubierto  que este método daña, afecta y no educa, más bien interfiere con el aprendizaje.

Rafael Burgos recomienda encontrar maneras con las que el niño responda a las reglas y límites sin dañarlo.