La Dirección Nacional de Control de Drogas (DN­CD) canceló a cinco miembros de ese organis­mo que actuaron de ma­nera injustificada y ex­cesiva en contra de una familia que se desplazaba en un vehículo por la pro­vincia La Romana.


Los agentes de la DNCD tenían montado un ope­rativo ante una alerta en­tre Bayahibe y San Pedro de Macorís, siendo en esa circunstancia que los integrantes de la patrulla ataca­ron a tiros un vehículo por­que no atendió un llamado a paro.