El lavado de activos, también conocido como lavado de dinero, es el proceso de encubrir el origen ilícito de dinero, bienes o recursos que provienen de algún delito.

SANTO DOMINGO.- En el segmento "El Rincón del Consumidor", le damos importantes consejos para evitar involucrarse en actividades de lavado de activos.

El lavado de activos, también conocido como lavado de dinero, es el proceso de encubrir el origen ilícito de dinero, bienes o recursos que provienen de algún delito. En su mayoría, proceden del narcotráfico, corrupción y delitos ambientales como la minería y tala ilegal.

Este proceso, tipificado como delito y con una pena máxima de 20 años de cárcel efectiva, tiene como objetivo legitimar el dinero mezclándolo con ciertas actividades para obtener ganancias o utilidades a través de la realización de actividades lícitas. Los sectores principales en donde se lavan activos, por su poca o nula supervisión, son: el mercado inmobiliario, el comercio exterior y las cooperativas.