SANTO DOMINGO. Altai Rodríguez de Tierra Urbana RD un proyecto que apuesta a convertir la basura orgánica del hogar en fertilizante de calidad para sus plantas.

Rodríguez añade que Tierra Urbana consiste en un proyecto que trasforma los restos de comida a través de una cubeta de fertilizante crudos y cocinados una vez la cubeta se llena ofrecen un servicio de recolección y durante tres meses se mezclan esos restos de comida con hojas secas, virutas.

“Es un abono 100 por ciento orgánico que ayuda a fertilizar las plantas, mejora la microbiología del suelo. Actualmente el 60 por ciento de los residuos que van a los vertederos son residíos que deberían abobar las plantas y por eso esta empresa ofrece este servicio”, dijo.

Una manera de contribuir al medio ambiente, captando gran parte del desecho orgánico casero, y de aprovechar mejor la merma, es a través de la transformación de desperdicios orgánicos de tu cocina en composta.

El resultado de la descomposición se traduce en un fertilizante natural que la tierra y las plantas pueden absorber fácilmente. Además, no genera olores desagradables, ni pestes, si se le dan buenos cuidados y si se rota seguido la composición de esta.