Las manifestantes a favor de las tres causales aseguran que se mantendrán firmes en su lucha, pese al desmonte violento del campamento frente al Congreso Nacional y la intoxicación deliberada de al menos 12 personas frente al Palacio Nacional.