Siempre que un senador o diputado es vinculado a casos penales vuelve a ser tema de debate los privilegios que les asisten y sectores de la sociedad proponen que se les retiren.


El abogado Eduardo Núñez responde, ¿por qué y para qué existen? ¿Son tan malos como se piensa? ¿De qué forma se podrían retirar? Son interrogantes válidas, especialmente cuando la Procuraduría vincula a varios legisladores a una supuesta red de narcotráfico y lavado de activos.