SANTO DOMINGO.- Arturo Pérez le enseña cómo puede elegir la pintura ideal para su vehículo. Existen diversas opciones de pintar tu vehículo, desde las más económicas hasta las de mayor rango. Muchas veces las personas buscan ahorrarse un dinero con métodos en el que tiene que invertir poco dinero, pero que terminan dañando el coche.


A continuación te presentaremos cuáles son las pinturas para coches más adecuadas. ¿Son todas válidas para pintar tu vehículo?, continúa leyendo para más información.


La mayoría de las ocasiones, cuando llega el momento de cambiar la pintura del coche, este ya ha cambiado de propietario. El nuevo dueño, en aras de gastar menos dinero, suelen buscar las opciones más económicas para cumplir con el proceso. Y no sabe el daño que él mismo se está haciendo.


En líneas generales, pintar un coche, suele tardar entre una semana, y se podría prolongar hasta un mes, dependiendo del procedimiento que escoja para llevar a cabo esto. También dependerá del trabajo que haya que hacer y los desperfectos que tenga el coche.


En el mercado existen diversas marcas de pinturas, que van desde las más caras y de alta calidad,; hasta las más económicas, con las que tendrás que repetir el proceso de pintar el coche al poco tiempo.


Una de esas técnicas, es el denominado “aguazo”, esta consiste en aplicar una o hasta dos capas de pintura económica, después de esto, sacarle brillo con alguna crema. Esto se hace con el fin de ahorrar dinero o quizás, engañar a futuros compradores de coches, para que se crea que la pintura está en “excelentes condiciones”.


Pero así como es de económico este proceso, que a los pocos meses volverás a ver los desperfectos.


Otra técnica parecida es la “hueso duro” se tapan algunas imperfecciones. Estos, por ser los más económicos, evidentemente no perduran en el tiempo.


Siempre se debe de invertir en servicios de calidad. Lo anterior consiste en el uso de materiales, herramientas, personal, equipos e instalaciones con calidad comprobada. Siempre es bueno pedir referencias de cómo trabajan ciertos talleres, o cuál es el mejor en el que se pueda encomendar el servicio de chapa y pintura.


Existen tres tipos de pinturas que permiten que su coche luzca verdaderamente bien, quizá muy parecido a como salió del concesionario. Estas son: acrílica, poliuretánica y poliestérica.


Para empezar, la pintura acrílica, suele durar bastante tiempo, también tiene buena resistencia a la intemperie. Su acabado y su brillo, suelen ser geniales.


Esta se puede aplicar al vehículo a la intemperie, con la salvedad, que haya una temperatura estable de 20 °C, además, que la humedad sea relativa.


La de poliuretano, es una pintura que además de contener pigmentos, contiene: esmalte catalizador, endurecedores y filtros protectores de los rayos ultravioleta que emite el sol y son muy dañinos, sí para las pinturas de los autos también.


Normalmente, la pintura de poliuretano es la más usada y demandada porque ofrece más brillo, su acabado es de primera y suele perdurar en el tiempo. Suelen influir, en un mejor trabajo, la forma y el lugar que se aplique.


Esta debe ser aplicada al vehículo, en ambientes controlados, porque es sensible al clima, humedad y a los sólidos que estén suspendidos en el aire. Esta debe usarse dentro de cámaras de pintura, con atmósfera controlada.


El tiempo de secado, también influye. Cada coche y cada marca de pintura tiene un tiempo de secado en específico que debe cuidarse y respetarse. En el caso que la persona que aplique este tipo de pintura y de verdad no sepa cómo hacerlo, el resultado final podría ser un verdadero desastre.


Por ejemplo, si el sujeto en cuestión, aplica la laca final, antes de tiempo, el disolvente de la pintura acrílica, intentará salir por los microporos. Cuando esto pasa, da el efecto de ojo de pescado o cáscara de naranja, que el resultado no es nada agradable a la vista.


Siempre debe tener en cuenta, que mientras mayor sea la calidad de la pintura, mejor será su rendimiento y el resultado final.