A la medida que una empresa se preocupa por informar a su personal sobre los valores y filosofía, logra que estos se identifiquen con ello y puedan transmitirlo a los demás, lo que incide en la percepción de la compañía.

SANTO DOMINGO.- Las empresas no tienen imagen palpable por lo que sus empleados se convierten en los embajadores de la marca y requieren una constante retroalimentación por parte de la compañía para identificarse y transmitir los valores y la filosofía de la misma, esto según la reflexión de Rhodie Lamour durante su participación en El Despertador.

A través de las conferencias y las informaciones divulgadas, los colaboradores de una empresa pueden conjugar sus valores con los del empleador y  poner sus habilidades, comportamiento y forma de ser al servicio de los clientes y otros empleados, en beneficio de la empresa.