Ante la actual crisis alcista en los precios que afecta los materiales de construcción, desarrolladores, promotores, compradores de vivienda y el Estado deberán absorber parte de la carga económica del sector.


Así lo reconoció Jorge Montalvo, presidente de la Asociación Dominicana de Productores y Promotores de Vivienda (Acoprovi), quien estima, al igual que otros en el sector, que el incremento ronda el 30%.