Adquirir una pieza, cuya vida en el closet no será prolongada, es un gasto y va en contra de lo verdadermente importante en estas fiestas.

SANTO DOMINGO.- Muchas personas se preocupan por vestir ropa nueva en las fiestas navideñas por el que dirán o para demostrar bienestar, pero para Rhodie Lamour, asesora de imagen, la Navidad "no tiene necesariamente que ver con lo que tenemos puesto" y llama a reflexionar sobre los gastos que se realizan en adquirir piezas en esta época.

 

Lamour indicó que se le ha dado poder a la vestimenta y se cre que por ella viene la felicidad, lo que considera debe ser la primera percepción que se debe trabajar, porque, según explicó, la fiesta debe estar dentro de la persona para poder reflajarla en lo que se lleva puesto. 

Manifestó que adquirir piezas nuevas debe "corresponder a sí mismo, no corresponder a un entorno, a que dirán los otros de uno, ya que la ropa no son lo que define quienes somos ni tampoco una realidad".

Rhodie Lamour dijo que si para comprar ropa hay que esforzar el presupuesto, si no se piensa reutilizar, si no le gusta y solo la va a usar una sola vez; esto es un gasto y recomendó usar el dinero para hacer donaciones o viajar y así tampoco se dan explicaciones ni dar importancia a los comentarios.