El terremoto de 7.2 grados que este sábado sacudió Haití ocurrió a 11 años del de 2010 y ninguno de los dos se ha podido relacionar con la falla tectónica que está supuesta a causar los sismos.