El país está en el “momento propicio” para aprobar laley de extinción de dominio con la que las autoridades podrán despojar a personas procesadas judicialmente de aquellos bienes adquiridos de forma ilícita o usados para la comisión de ilícitos.