SANTO DOMINGO.- A propósito de que ayer fue el Día Mundial sin Tabaco, la doctora Ivette Rodríguez le cuenta cuales son los efectos nocivos que tiene esta sustancia para el cuerpo.

“Desafortunadamente para nosotros el trabajo es una droga legal, ya que induce una enfermedad adictiva trae como consecuencias situaciones muy peligrosas que ponen en peligro la vida del ser humano. Una de las principales consecuencias del consumo excesivo de tabaco es el cáncer de pulmón”, dijo Rodríguez.

Añade que apropiadamente 64 por ciento de los pacientes que fuman pueden presentar un cáncer de pulmón siendo la primera causa de muerte por cáncer.

“Lo que hace característico el tabaco es que posee aproximadamente 4,000 sustancias, de estas 500 tiene actividad de carcinógenos y produce alteraciones en el ADN que predispone a ese paciente a presentar cáncer de pulmón. Lo más importante que el paciente tenga la disposición de dejar ese vicio”, manifestó.

El cáncer es una enfermedad en la cual las células del cuerpo comienzan a multiplicarse sin control. Si el cáncer se origina en el pulmón, se denomina cáncer de pulmón.

El cáncer de pulmón comienza en los pulmones y se puede diseminar a los ganglios linfáticos o a otros órganos del cuerpo, como el cerebro. A su vez, el cáncer originado en otros órganos se puede diseminar a los pulmones. Cuando las células cancerosas se diseminan de un órgano a otro, se le llama metástasis.

Los cánceres de pulmón por lo general se agrupan en dos tipos principales, de células pequeñas y de células no pequeñas. Estos tipos de cáncer crecen de manera distinta y requieren distintos tratamientos. El cáncer de pulmón de células no pequeñas es más frecuente que el cáncer de pulmón de células pequeñas.