SANTO DOMINGO.- El doctor Luis Verges le habla en el Anillo Familiar sobre la violencia política y las implicaciones de la misma.

La violencia política es un medio común usado por los pueblos y gobiernos de todo el mundo para lograr objetivos "políticos", esto es, relacionados con los siguientes poderes; legislativo, ejecutivo y judicial de un Estado.

Se trata de un concepto habitualmente utilizado en Ciencias sociales y políticas que hace referencia a destrucciones o atentados físicos contra objetos, instituciones o personas cuyo propósito, selección de daños y víctimas, puesta en escena y efecto poseen una significación política y tienden a modificar el comportamiento de los protagonistas en una situación de negociación mediante una coerción consumada.

Por lo general suele calificarse por parte del poder constituido en legitimidad como delito de asalto o vandalismo, pero sus fines (suponiendo que haya fines) son políticos, aunque sus medios sean violentos.

La violencia política o todas las formas de violencia se ejercen a partir de una premisa de poder de ejercicio de control a las demás personas y tiene ámbitos, político, familiar, género y comunitario.

“Cuando hablamos de violencia política que hay algunos países de donde todavía se ejerce de una manera descarada y en otras de una manera más sutil. Por ejemplo con el uso del poder para beneficiarse patrimonialmente que es lo que llamamos corrupción. Hay otras formas que se apoyan en cercenar la voluntad de la población”, dijo Verges.

Añadió que Muchas veces la población participa como cómplice ende estas cosas, normalizando este tipo de violencia y justificando.